miércoles, 02 diciembre 2020
19:09
, última actualización
Local

Incautados miles de petardos que se vendían sin control a menores

La Policía Local ha desmantelado dos puntos de venta de artefactos pirotécnicos en El Cerro, en los que se almacenaban casi 19 kilos de material. Los agentes siguieron la pista a los vendedores por varias zonas y, tras varios días, interceptaron la venta ambulante. Se hicieron con 6.500 petardos.

el 15 sep 2009 / 20:38 h.

TAGS:

La Policía Local ha desmantelado dos puntos de venta de artefactos pirotécnicos en El Cerro, en los que se almacenaban casi 19 kilos de material. Los agentes siguieron la pista a los vendedores por varias zonas y, tras varios días, interceptaron la venta ambulante. Se hicieron con 6.500 petardos.

Los agentes locales fueron alertados de dos puntos de venta ambulante por un grupo de vecinos y tras varios días de seguimiento lograron incautarse de 18 kilos y 600 gramos de material pirotécnico. La Policía montó un operativo para interceptar a los vendedores, que finalmente fueron localizados en la calle Azorín, en el barrio de El Cerro.

Los agentes detuvieron e identificaron a una mujer, que fue puesta a disposición judicial porque carecía de autorización para vender este tipo de productos. Los artilugios de fogueo de venta al público eran legales y estaban homologados, pero la mujer carecía de los permisos de venta que debe conceder la Delegación del Gobierno en Andalucía y del Ayuntamiento.

La joven que fue identificada por la Policía vendía los petardos en la calle, desde dos vehículos particulares estacionados cerca de otros establecimientos comerciales para garantizarse la afluencia de público. Los agentes, que llevaban varios días de vigilancia por el barrio, decidieron intervenir cuando fueron testigos de cómo la mujer entregaba a unos jóvenes menores varios petardos que había sacado del maletero de uno de los coches.

Los chicos tenían menos de 12 años, y a esa edad está prohibida tanto la venta como el uso de material pirotécnico. Una vez inspeccionados los dos vehículos, se halló en el interior de los mismos 6.563 unidades de material pirotécnico de las diferentes clases establecidas para estos productos, con un peso total de 18,600 kilogramos.

sin instrucciones. El producto intervenido se encontraba en cajas, y algunos de ellos sueltos, lo que indica que también los vendía de forma fraccionada, algo que está prohibido porque es precisamente en la cajas donde se indica la forma de uso y las precauciones que se debe tener al manejar estos productos.

La venta de productos pirotécnicos está sujeta a una normativa que establece tres clases de productos: la primera de ellas permite su venta a menores de entre 12 y 16 años siempre que estén acompañados de personas mayores, los de la segunda clase está permitida su venta a menores de entre 16 y 17 años e igualmente que estén acompañados de personas mayores de edad, y la tercera clase sólo podrán ser adquiridos por personas mayores de edad. Aunque su uso no está prohibido, la norma establece la forma y uso adecuados, debiéndose detonar en lugares abiertos, evitando riesgos para personas y cosas. La venta de los productos pirotécnicos, típicos en estas fiestas de Navidad, solo está permitida en determinados establecimientos de la ciudad sujetos a un exhaustivo control por parte de la Administración. También está restringido el horario de venta a las horas del día.

  • 1