domingo, 22 septiembre 2019
17:23
, última actualización
Local

"Isabel fue la Pablo Iglesias del siglo XV"

Isabel se despidió con récord de audiencia y 24.300 fieles seguidores en Twitter. Al éxito de esta serie de TVE ha contribuido el historiador y periodista sevillano Adrián Yánez.

el 03 dic 2014 / 12:00 h.

Adrián Yánez, en el monumento a Colón en los Jardines de Murillo. / Pepo Herrera Adrián Yánez, en el monumento a Colón en los Jardines de Murillo. / Pepo Herrera Adrián Yánez, historiador y periodista sevillano, ejerce como profesor de Historia del Arte de Andalucía en un centro para americanos. Pensando en ellos y en dar a conocer el vastísimo patrimonio sevillano, puso en marcha su blog adrianyanez.es que, gracias a su pasión por la historia, la escritura y la serie Isabel, ha sido durante tres temporadas un aula virtual a la que se han asomado cada lunes miles de fieles seguidores de la producción de TVE. Adrián (@AdrianYanezEs) se presenta en su cuenta de Twitter como el «cronista no oficial de @isabel_tve», título avalado por los mismísimos guionistas de la serie, que se pusieron en contacto con él al conocer su labor de difusión a través de las redes sociales. La reina Isabel ha muerto rodeada de sus fieles consejeros y con el rey Fernando a los pies de su lecho de muerte. ¿Qué pasará a partir de entonces con Castilla? ¿Estará Juana capacitada para gobernar? ¿Qué pasó con Fernando el Católico? Adrián Yánez lo tiene claro: los años de reinado de Fernando en solitario se merecen «no una, sino tres series. Los años entre la muerte de Isabel y Carlos V son muy convulsos, con fuertes tensiones territoriales. Pocos saben, además, que Fernando se volvió a casar porque quería tener hijos y, con esa nueva línea sucesoria, separar de nuevo los dos reinos, Castilla y Aragón». Esto habría sido una auténtica traición a la memoria de su amada Isabel, pero si había algo que Fernando quería evitar era el ascenso de su yerno Felipe el Hermoso. «Le salió mal. Su hijo murió». Para Adrián Yánez, la serie Isabel pasa con matrícula el escáner de la historia. «Tiene partes noveladas, claro, pero así los guionistas han hecho también un poco más llevadera la historia». Una de esas partes noveladas es el amor romántico que en pantalla se profesan la Reina y el Rey. «Quizás ese amor no fue tal, pero sí que tuvieron que tener mucha complicidad para llevar adelante un proyecto político como el que acometieron», explica. No obstante, la unidad de Castilla y Aragón es «más idea de Isabel que de Fernando». Así describe Adrián a la Reina Católica:«Isabel fue la primera reina de un Estado moderno. Era una visionaria. Tenía una personalidad especial y un proyecto político en la cabeza fruto de la simbiosis de su carácter y los consejeros que la rodeaban [Chacón y compañía]. Como ocurrió en la Transición española». Y es entonces cuando el Adrián periodista suelta el titular: «Isabel fue el Podemos del siglo XV, fue la Pablo Iglesias de entonces porque se impuso a la casta [los nobles castellanos] y cambió toda la estructura del Estado». Pero Isabel se murió sabiendo que había fracasado en una tarea: los casamientos de sus hijos. «La idea era buenísima: colocarlos en los mejores tronos de Europa. No salió bien». La corona de Castilla, tras la muerte de Isabel, quedaba en manos de Juana la Loca que, en realidad, según enfatiza Adrián, lo que tenía eran «desórdenes alimenticios –bulimia o anorexia–, y de ahí su irascibilidad». La infidelidad y manipulación psicológica de su marido, Felipe el Hermoso, y la traición de su padre y su hijo, que la mantuvieron encerrada hasta su muerte, hicieron el resto. Y, tras Isabel, ¿qué serie le gustaría a Adrián ver en pantalla? «Se está hablando de Carlos V. Sería una continuación estupenda. La época de Isabel y Fernando es diferente a la de Carlos V. Los Reyes Católicos tenían una mirada más local, una política más hacia dentro; y Carlos V una más internacional». El guante está echado. ~

  • 1