viernes, 18 septiembre 2020
12:07
, última actualización
Local

Itálica rescata una pieza de mármol que representa una cabeza de león

Una escultura de mármol perteneciente a la cabeza de un león es el último tesoro hallado en Itálica. Y se localizó en el lugar más recóndito: en unos restos de columnas que, años atrás, fueron utilizados por los monjes de San Isidoro del Campo. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 21:57 h.

TAGS:

Una escultura de mármol perteneciente a la cabeza de un león es el último tesoro hallado en Itálica. Y se localizó en el lugar más recóndito: en unos restos de columnas que, años atrás, fueron utilizados por los monjes de San Isidoro del Campo para convertir la piedra en cal. Al final, el león se salvó de la quema.

El hallazgo se ha producido no durante una excavación, sino durante unos trabajos de limpieza y acondicionamiento de lo que queda del Traianeum, unos de los espacios esenciales del Conjunto Histórico Itálica, que está muy machacado por los monjes, a los que pertenecieron esos terrenos antiguamente. Es más, tanto en el Traianeum como en el Anfiteatro se hallaron evidencias de hornos de cal, una industria que reportaba buenos dividendos a los monjes antaño, cuando no había la sensibilidad patrimonial ni la querencia por las piedras que hay hoy en día.

Dicho en bruto: los monjes trituraron cuantos mármoles veían alrededor para extraerle la cal. Por eso mismo, lo poco que queda en el Traianeum es lo que se salvó de aquella purga. Itálica sirvió de cantera para Sevilla hasta casi el siglo XX. Esta actividad casi industrial la cortó el padre Zevallos en el XVIII, que haciendo gala del espíritu ilustrado de su época, defendió que no se tocara una piedra más. Y tiene un librito que no hace mucho se ha reeditado.

Yendo a la cabeza, ha aparecido bajo el fragmento de una columna y no se puede decir, hasta que no se estudie más, si perteneció al programa decorativo del Traianeum, aunque por su localización es la hipótesis más plausible, ya que apareció cerca de la escalinata de acceso al edificio.

Álvaro Jiménez, uno de los arqueólogos que estaba presente en el momento del hallazgo, destacó ayer que es la primera pieza zoomorfa -de un animal- que se halla en el Traianeum, lo que "enriquecería el programa decorativo". Además, confirmó que se trata de un "hallazgo fortuito", pero que en todo caso habría llegado "tarde o temprano", gracias a "la buena organización de los trabajos de limpieza y acondicionamiento".

Estas tareas comenzaron en el año 2005, a través de un amplio programa de puesta en valor y recuperación del Traianeum impulsado por la Consejería de Cultura, que actualmente está contando con inversión procedente de los fondos Feder. Estos trabajos se llevan a cabo con vistas a una futura ampliación del itinerario visitable del Conjunto Histórico de Itálica.

  • 1