jueves, 23 septiembre 2021
23:08
, última actualización

IU sale en auxilio del PSOE e impide otro debate sobre corrupción en el Parlamento

El fraude de la formación tensa el pacto en plena negociación del Presupuesto.

el 28 ago 2014 / 11:04 h.

El Parlamento andaluz debatirá hoy de nuevo sobre la posibilidad de celebrar un pleno extraordinario que sería monográfico: la corrupción en Andalucía. La mesa de la Cámara volverá a reunirse de forma extraordinaria, ya lo hizo el pasado mes de julio, para atender la petición del PP de que el Gobierno andaluz dé explicaciones sobre la llegada del caso ERE al Supremo, con la petición de que se analicen las responsabilidades penales de los expresidentes José Antonio Griñán y Manuel Chaves junto a otros siete exconsejeros aforados, y sobre el fraude de los cursos de formación y la implicación del exconsejero de Hacienda Antonio Ojeda. IU, con 12 diputados, tiene la llave. Su posición, según fuentes de este grupo, no variará de la mantuvo el mes pasado, cuando igualmente voto en contra de abrir el Parlamento de forma extraordinaria para abordar este asunto. Fuentes del grupo parlamentario aseguraron que IU no está dispuesto a hacer el juego al PP en este asunto y argumentaron que quedan solo dos semanas para que se retome la actividad parlamentaria ordinaria y se celebre el debate del estado de la comunidad. Sin embargo, las tensiones en el seno del Gobierno siguen aireándose. Es fácil detectar la preocupación de destacados nombres de IU porque la tela de araña de la corrupción que amenaza con envolver al actual Gobierno andaluz acabe teniendo consecuencias negativas para la federación de izquierdas. La formación de Antonio Maíllo trata de marcar la línea divisoria entre lo que ocurrió en los pasados gobiernos socialistas y el actual Ejecutivo andaluz, del que IU forma parte con una vicepresidencia y tres consejerías. El juego político es complicado.Además entre los socios minoritarios cunde la sensación de que los socialistas y sobre todo Susana Díaz están poniendo demasiado el foco en las posibles diferencias ante la negociación del futuro Presupuesto andaluz y acentuando unas dificultades que ellos consideran que no son para tanto. Algunos leen que se trata de buscar «excusas» para explicar un posible adelanto electoral que aseguran que estaría mucho más conectado con la actual situación política y el rechazo total del PSOE a que el Parlamento investigue qué ocurrió con los fondos para la formación. En el seno del Gobierno andaluz insisten en que las diferencias o las tensiones entre PSOE e IU ante la negociación del Presupuesto no son más de las que se dieron hace un año. Sin embargo, y esto también tiene mucho que ver con la proximidad de las elecciones municipales, en esta ocasión se está poniendo el altavoz. Los socialistas acusan a IU de radicalizarse en sus posiciones por lo que llaman el efecto Podemos. Los de IU, por su parte, señalan los nervios y un exceso de susceptibilidad en las filas socialistas ante los casos abiertos en los tribunales. Sirva un ejemplo el cruce de reproches que se dio ayer en Twitter entre la secretaria general de Vivienda de la Consejería de Fomento, Amanda Meyer, y el diputado socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.La primera publicó: «El estilo priísta que el PSOE ha ejercido en sus años de gobierno en Andalucía, sin control, de tejemanejes, de impunidad, se terminó!». Los socialistas se muestran especialmente molestos y hablan de podemitis, en relación al efecto de Podemos en las filas de IU. También el coordinador regional Antonio Maíllo reivindicó el papel de IU en la nueva ley de formación: «La presencia de @iuandalucia en el Gobierno andaluz es garantía de transparencia. También se verá aplicado en la nueva Ley de Formación», defendió en su cuenta.

  • 1