lunes, 25 enero 2021
20:57
, última actualización
Local

Juega la Banca

Manuel Chaves ha movido pieza al lanzar una advertencia a los bancos para que, tras la inyección del dinero público que les daba liquidez, empiecen a facilitar préstamos a familias y pequeñas empresas o podrían ser intervenidos.

el 15 sep 2009 / 19:51 h.

Manuel Chaves ha movido pieza al lanzar una advertencia a los bancos para que, tras la inyección del dinero público que les daba liquidez, empiecen a facilitar préstamos a familias y pequeñas empresas o podrían ser intervenidos. A los expertos en economía les corresponde evaluar la viabilidad y eficacia del aviso pero en la calle suena bien. La ciudadanía, hasta este momento, tenía la sensación de que la Banca, gran beneficiaria de la época de opulencia que hemos pasado, tras financiar temerarios endeudamientos familiares de los que sacó gran rentabilidad, está nadando, guardando la ropa y quedándose con el flotador salvavidas.

El gobierno andaluz y el de España han recibido críticas porque su aportación de liquidez fuera para las entidades bancarias y no directamente a los ciudadanos, aunque el propósito fuera fomentar la concesión de préstamos. Pero, tras la respuesta timorata de la Banca, ha llegado el órdago del Presidente del PSOE y presidente de la Junta de Andalucía, que les ha mandado la pelota a su tejado. Y ahora deben jugarla. Aunque no se espera el mismo marketing bancario agresivo que se utilizó en el pasado para captar clientela, en condiciones muy ventajosas para las entidades, sí deberían éstas abrir el grifo y asumir una parte del sacrificio y del riesgo.

Es una lástima que el dream team bancario español, que creció en el mundo con mucha creatividad, no aplique su ciencia en estos momentos. El microcrédito fue un invento solidario para zonas de pobreza y es seguro que si el dinero dejara de mirarse al ombligo encontraría otras fórmulas de interés social. De todas formas, por si acaso, el Gobierno ha decidido contar con los Ayuntamientos y la inversión pública para promover empleo directo y así repartir con más equidad los flotadores.

Otra cosa: dicen que tras la idea de J.J. Téllez de vestir falda solidaria, en apoyo igualitario a las enfermeras de las clínicas Pascual, circula una lista de voluntarios, quizás enfermeros, funcionarios de las Consejerías de Salud y la de Igualdad y del TSJA, dispuestos a hacer lo mismo. ¿Veremos la foto en El Correo?

Periodista

opinion@correoandalucia.es

  • 1