sábado, 27 febrero 2021
16:38
, última actualización
Deportes

La amarga resaca del derbi

Rakitic y Deivid se enzarzaron ayer en una pelea en el entrenamiento inmediatamente posterior a la derrota ante el Real Betis.

el 03 may 2012 / 21:21 h.

Si en el tramo final de una mala temporada, en la que el Sevilla tiene casi imposible entrar en competición europea por noveno año consecutivo, la puntilla la ha dado el eterno rival, el Real Betis Balompié, la situación en torno al club nervionense, y en concreto a su primera plantilla, se torna muy complicada.

Las primeras tensiones llegaron en el entrenamiento que tuvo lugar en la mañana de ayer en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios. Y es que en el entrenamiento inmediatamente posterior a la derrota ante el equipo heliopolitano, se produjo un incidente entre Deivid e Ivan Rakitic, que llegaron a las manos en la disputa de un partidillo entre equipos de cuatro jugadores.

Al parecer, el croata -uno de los jugadores más señalados por la afición en las últimas fechas- le dijo algo al canterano que le sentó mal, lo que hizo que se enzarzaran en una pelea que acabó gracias a la mediación de Tiberio Guarente y del segundo entrenador, Víctor Sánchez del Amo. Además y pese a la lluvia que cayó durante buena parte de la mañana, al entrenamiento acudieron varios aficionados que se dedicaron a insultar a miembros del cuerpo técnico y la primera plantilla.

Estos incidentes no han venido más que a prolongar la sensación de desazón de todo el sevillismo tras la derrota en el derbi y lo difícil que se le pone al equipo entrar en la Europa League. Ya a la salida del estadio, un numeroso grupo de hinchas protestaron ante el autobús del equipo, al que incluso llegaron a lanzar alguna piedra, gritando a los jugadores "mercenarios", quejándose del precio de los carnets de socio y pidiendo el regreso de Joaquín Caparrós al banquillo nervionense. Ante esta situación, algunos jugadores respondieron y llegaron incluso a encararse a los aficionados, caso del chileno Gary Medel, que según apuntan medios de su país fue uno de los que se enfrentó a los aficionados nervionenses. El chileno, precisamente, fue uno de los protagonistas negativos del choque al ser expulsado justo antes de que Beñat hiciera el segundo tanto del conjunto heliopolitano.El acta, demoledora. Precisamente Gary Medel puede ser el gran afectado por el acta que redactó el colegiado Delgado Ferreiro tras el partido.

El vasco señaló que le mostró la segunda amarilla por el siguiente motivo: "habiendo sido advertido anteriormente, continuó empujando a un adversario sacándolo de su posición, delante de la barrera, sin llegar a estar el balón en juego". Pero lo peor para el chileno es lo que refleja más adelante, ya que según el trencilla, "Gary Alexis Medel Soto, una vez expulsado, se dirigió a mí, teniendo que ser sujetado por sus compañeros, diciéndome ‘me cago en la concha de tu madre' en repetidas ocasiones", así que habrá que estar atento a la decisión del comité de competición, aunque todo hace indicar que el mediocentro chileno podría haber dicho adiós ya a la temporada, ya que será sancionado para, al menos, dos encuentros. La expulsión y consiguiente sanción de Medel se sumará a las numerosas bajas que tendrá Míchel para el duelo de mañana ante el Rayo Vallecano. Negredo vio su quinta tarjeta amarilla por su entrada a Nelson y es baja segura, además, Manu del Moral se retiró con molestias del choque y es duda. Sin embargo, Kanouté lucha contrarreloj para poder despedirse de la afición, pero será difícil que pueda hacerlo.

  • 1