lunes, 14 octubre 2019
16:14
, última actualización
Economía

La andaluza Alestis logra un segundo contrato del A350

Airbus ha dado el espaldarazo necesario a Alestis para consolidar el proyecto que acaba de renacer al adjudicarle el segundo gran contrato para el A350. Se encargará de fabricar el cono de cola (parte trasera) por 700 millones.

el 15 sep 2009 / 22:08 h.

Ya lo dejó entrever el vicepresidente primero de la Junta, Gaspar Zarrías, el pasado verano, pero ayer se confirmó. Airbus ha dado el espaldarazo necesario a Alestis para consolidar el proyecto que acaba de renacer al adjudicarle el segundo gran contrato para el A350. Se encargará de fabricar el cono de cola (parte trasera) por 700 millones.

Hoy se cumple una semana de la presentación oficial de Alestis Aerospace, empresa con el 70% de capital andaluz surgida sobre la base de Sacesa para ser una industria de referencia ante los grandes fabricantes de aviones. Y ya lo dijo entonces el consejero andaluz de Innovación, Francisco Vallejo, la operación se rehizo por completo "en cinco días" -con el cambio de socios y de su participación y con el liderazgo de la Junta a través de IDEA- para optar a hacerse con el que sería el segundo contrato de importancia del A350 de Airbus, tras ganar el pasado verano la fabricación de la panza (belly fairing) de la aeronave por 1.000 millones de euros.

Con un año de demora, ayer se confirmó oficialmente que Alestis se ha adjudicado ese segundo contrato para fabricar el cono de cola del avión (también conocida como sección 19.1), que es la parte posterior del aparato en la que se integran los estabilizadores horizontal y vertical).

Vallejo explicó, tras la reunión del Consejo de Gobierno, que el contrato generará un volumen de facturación de 700 millones en los próximos diez años y que supondrá en ese periodo la creación de 900 puestos de trabajo, de los que 225 serán directos y el resto inducidos. Empleos que se sumarán al millar contemplado para la producción de la panza del aparato. Garantizará, además, una carga de trabajo para entre quince y veinte años, según sus estimaciones.

Pero lo más importante, a juicio del consejero, es que se trata de una pieza del avión mucho más compleja que las producidas hasta el momento en Andalucía, que requerirá de tecnologías muy avanzadas y que incluirá, por primera vez, sistemas del avión. De partida, la puesta en marcha de la producción conllevará una inversión de 70 millones de euros, cifra a agregar a los 200 millones previstos para el primer contrato conseguido del A350. "Es un salto cualitativo que coloca a Alestis como la compañía más especializada en fibra de carbono de Europa", aseguró, una pieza más compleja que la desarrollada para el superjumbo A380.

El grueso de la fabricación se realizará en la Bahía de Cádiz, mientras que la ingeniería se centrará en Sevilla, en Aerópolis, donde se ubicará un centro tecnológico especializado en fibra de carbono y también se aprovecharán las instalaciones del grupo Alcor en el parque aeronáutico y se contempla la ampliación de la actual planta de Sacesa.

Las garantías. El consejero andaluz admitió que la presencia mayoritaria de la Administración autonómica en el accionariado de Alestis (donde asume un tercio de los 120 millones de capital con los que nace la empresa, mientras que los dos tercios restantes se reparten entre las cajas de ahorros andaluzas Unicaja, Cajasol y el BEF, y los socios industriales: el grupo Alcor y Ficosa) ha sido un elemento "absolutamente crucial" a la hora de que Airbus se decantara por el suministrador de este contrato.

De hecho, como ambos contratos son a riesgo -esto es, que se adelanta la inversión y se recupera con la venta de los aviones-, han pesado mucho en la decisión las garantías y los avales suscritos por la Junta con Airbus comprometiéndose a cumplir plazos, entregas, etcétera.

Junto a Alestis competían otras cuatro empresas por llevarse esta carga de trabajo: las firmas norteamericana Vvought y Spirit, la italiana Alenia y con MTAD, la división de aviones de transporte militar de EADS, integrada desde diciembre en Airbus como Airbus Military.

Y es precisamente este último punto el que no termina de convencer a los sindicatos. El responsable del sector aeronáutico en CCOO-A, Juan Manuel Tejada, valoró ayer la operación de Alestis, tan necesaria para Andalucía, pero sobre el logro del contrato consideró que la Junta "debe asumir la responsabilidad del futuro de la planta de El Puerto de Santa María (Cádiz). Hizo esta apreciación puesto que era esta factoría la que pujaba por el contrato que finalmente se ha llevado Alestis, algo que, de haberlo ganado, hubiera despejado cualquier sombra futura al garantizar nueva carga de trabajo en el centro gaditano.

Aunque Alestis opta a otros paquetes de trabajo, éstos ya menores, con la adjudicación del cono de cola se da por cerrada la cuota industrial que le corresponde a España para participar en el A350 con la belly fairing y el estabilizador horizontal. Aunque hubo un contrato que se le escapó a Alestis en favor de Francia (Socata), las trampas del tren de aterrizaje.

  • 1