martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización
Local

La autopsia ratifica que Eluana murió por deshidratación

Los primeros resultados de la autopsia realizada al cadáver de la Eluana Englaro revelan que el motivo de la muerte fue un paro cardíaco a causa de la deshidratación del cuerpo, que llevaba cuatro días sin recibir alimentación.

el 15 sep 2009 / 22:29 h.

TAGS:

Los primeros resultados de la autopsia realizada al cadáver de la Eluana Englaro revelan que el motivo de la muerte fue un paro cardíaco a causa de la deshidratación del cuerpo, que llevaba cuatro días sin recibir alimentación.

La mujer italiana pasó los últimos 17 años de su vida en estado vegetativo y finalmente falleció en la clínica La Quiete de Udine a las 19.35 horas del pasado lunes, cuatro días después de que los médicos empezaran a suspender la alimentación e hidratación artificial que la mantenían con vida.

Su cadáver fue trasladado el martes por la tarde al hospital Santa María de la Misericordia de la misma localidad, donde un equipo de médicos forenses le realizó la autopsia. Según los primeros resultados, la muerte sería consecuencia de la suspensión de la alimentación y la hidratación.

Sin embargo, todavía habrá que esperar una o dos semanas más para conocer los resultados de los análisis químico-toxicológicos, que servirán para despejar cualquier duda sobre las causas de la muerte. La autopsia fue dirigida por el médico forense Carlo Moreschi, que contó con la colaboración de Daniele Rodríguez y Rino Fraldi, además de los peritos que habían sido nombrados por la familia de Eluana, Stefano Pizzolitto y Nelia Malusà.

La muerte tuvo lugar cuando el Senado italiano estaba intentando aprobar una ley que obligaría a los médicos a reiniciar la alimentación, razón por la que personas contrarias a dejarla morir empezaron a ventilar la hipótesis de que su muerte hubiera podido ser "acelerada".

Se espera que la Fiscalía de Udine acepte los resultados de la autopsia y autorice el traslado del cadáver a la localidad cercana de Paluzza, de donde es originario el padre de Eluana, Beppino Englaro, y en cuyo cementerio se realizará el entierro. En declaraciones a medios italianos, Englaro suplicó que le dejasen vivir su dolor "a solas. Sé perfectamente que todo esto es público pero, llegados a este punto, deseo precisamente que, visto el epílogo, vuelva a entrar en una dimensión privada". También explicó en un telediario regional que "ahora que Eluana descansa en paz, yo puedo guardar silencio. No hablaré más. Lo he hecho durante todos estos años por Eluana".

Por su parte, el ministro de Justicia de Italia, Angelino Alfano, aseguró que Eluana "no ha muerto a causa del accidente que sufrió en 1992" sino "por sentencia", según declaró el martes en el programa italiano Ballarò.

Alfano consideró que ahora Eluana pasará a la historia como "la única ciudadana italiana que ha muerto de hambre y sed en nombre de una sentencia", motivo por el que "valía la pena hacer de todo para evitar esta muerte". Con estas declaraciones, Alfano mantiene elevado el tono de la polémica que generó la muerte de esta enferma.

Asimismo, el martes el presidente de la República, Giorgio Napolitano, pidió calma y serenidad al mundo de la política, invitando a la nación a realizar "una sensible y consciente reflexión común". Además de haber producido un gran impacto en la opinión pública italiana, el caso de Eluana ha creado división en la política, tanto entre el Gobierno y el principal partido de la oposición como a nivel interno, dentro de ambos lados.

Según informó ayer la agencia italiana Agi, el anestesista que puso en práctica el protocolo médico para interrumpir la alimentación e hidratación de Eluana Englaro, Amato De Monte, ha recibido alrededor de 500 denuncias por este caso.

La familia decidió que los restos mortales de Eluana sean enterrados junto a los de su abuelo en la localidad italiana de Paluzza, sin funeral religioso y sólo con una bendición.

  • 1