viernes, 28 febrero 2020
10:10
, última actualización
Local

La comisionada impulsará la labor con las familias del Polígono Sur

“Pelearé por los fondos, pero lo que no se logre con dinero se hará por otras vías”, asegura María del Mar González durante su toma de posesión.

el 22 oct 2013 / 19:48 h.

De izda. a dcha., el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisco Javier Fernández; el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; la comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero; / J. M. Espino (Atese) De izda. a dcha., el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisco Javier Fernández; el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; la comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero; / J. M. Espino (Atese) "Dedicaré todo mi esfuerzo a que la infancia del Polígono Sur tenga horizontes”, afirmó ayer en su toma de posesión la nueva comisionada para esta zona, María del Mar González, profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación que ha enfocado su trayectoria profesional al estudio de las familias, y que avanzó que ésa será la espina dorsal de su trabajo. “Hay una línea del plan integral para el Polígono Sur que no se ha desarrollado y es la intervención familiar, que es mi ámbito, y sé que el barrio lleva mucho tiempo pidiendo que se intervenga con las familias”, afirmó González, que apostó por iniciativas como “una parentalidad positiva” como punta de lanza para introducir en los hogares las políticas integrales destinadas a mejorar estos barrios deprimidos de Sevilla. La comisionada apuntó una segunda premisa: con su llegada se volverán a mirar como si fuese la primera vez los planteamientos que han definido el trabajo de intervención. “Se van a repensar, porque aunque hay una serie de líneas bien definidas, se van a remirar y a introducir algún elemento nuevo”, contando con el mismo equipo que puso en marcha el plan integral con el primer comisionado –su antecesor Jesús Maeztu–, y que ha trabajado en él durante diez años. Fueron los únicos aspectos que González se atrevió a adelantar antes de sentarse con quienes viven y trabajan en el barrio para contrastar sus propuestas, “porque vengo con muchas ideas pero habrá que negociarlas”. Previamente, la comisionada había aprovechado su discurso de toma de posesión para lanzar varias premisas: “No concibo la pobreza estructural ni estoy dispuesta a aceptar que no hay solución para el Polígono Sur”, aseguró, después de insistir en que es una persona “obstinada y pertinaz” en sus objetivos, o traducido al “lenguaje de la calle, muy jartible”. En eso muchos podrán reconocer el paralelismo con Maeztu, de quien González desveló que había sido alumna en la “extinta EGB”, donde, explicó, tuvo “un maestro excepcional que me ayudó a construir un pensamiento adulto y me enseñó mirada crítica sobre la realidad y compromiso con quien sufre. Ese maestro singular era Jesús Maeztu”. Y de alumna a docente, la nueva comisionada reveló además que ya ha tratado con alumnado del Polígono Sur, que visitó la Facultad de Psicología gracias a un convenio del colegio Andalucía. En esa visita, durante la que le colocaron una cartulina con su nombre que ayer llevó a su toma de posesión, González pudo escuchar a los niños de Martínez Montañés desear ser en el futuro abogados, maestros, psicólogos o médicos. Al confiar en que sea posible, González recordó a la niña de siete años fallecida en verano en un tiroteo por asuntos de drogas y dijo aspirar a recuperar los horizontes para esa infancia, “no sólo porque nadie siegue sus vidas, sino porque tampoco nadie cercene sus sueños”. Aunque mencionó problemas del Polígono Sur “de sobra conocidos” como el paro, el analfabetismo o la droga, en su discurso prefirió elogiar sus “más desconocidas fortalezas”, como el movimiento asociativo o a los profesionales que trabajan por el barrio. “Ilusionada pero no ilusa”, admitió que los recortes dificultarán la financiación de los proyectos que quiera poner en marcha, pero avanzó que “lo que no podamos hacer con dinero, que pelearé hasta el final por conseguirlo, se hará por otras vías como convenios, colaboraciones o voluntariado. Vamos a sostener todo lo sostenible”. A la toma de posesión, además de Maeztu, asistieron el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; el alcalde, Juan Ignacio Zoido; la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero; el delegado de la Junta en Sevilla, Francisco Javier Fernández, y representantes de los tres grupos de la corporación municipal.

  • 1