lunes, 25 enero 2021
11:48
, última actualización
Economía

La corona mejor plantada del reino

Mejor si las cinco raciones diarias recomendadas de frutas y hortalizas son de Andalucía. Andaluzas y con un sello de garantía oficial como marchamo extra con el que cuentan las joyas verdes de la corona del campo de la comunidad. Un éxito en los mercados, en las mesas y en la salud de los consumidores.

el 15 sep 2009 / 20:10 h.

Mejor si las cinco raciones diarias recomendadas de frutas y hortalizas son de Andalucía. Andaluzas y con un sello de garantía oficial como marchamo extra con el que cuentan las joyas verdes de la corona del campo de la comunidad. Un éxito en los mercados, en las mesas y en la salud de los consumidores.

Productos fundamentales para el buen funcionamiento del cuerpo y la mente, una de las bases de la dieta mediterránea y un potencial de sabores que combinan con cualquier otro alimento y forma de preparación. Junto al aceite de oliva virgen extra, los pescados y el vino representan lo más típico de la gastronomía andaluza y fuente nutricional fundamental. Además, las frutas y hortalizas pueden consumirse de múltiples maneras -en ensaladas, aderezadas con aceite de oliva virgen extra y vinagre, cómo no también andaluces-, o preparadas (ahí la variedad es infinita): en gazpacho, salmorejo, pucheros...

Pero las frutas y verduras tienen igualmente un peso clave en la balanza económica de Andalucía. Por nivel de facturación y exportación, el sector hortofrutícola es el más importante del campo agroalimentario andaluz y uno de los grandes motores de desarrollo: produce anualmente 7,7 millones de toneladas de hortalizas y 1,9 de frutas. Así, en 2007, alcanzó el 47% de la producción de la rama agraria de Andalucía y continuó siendo el principal sector exportador a nivel nacional, con un superávit de 2.300 millones de euros.

En esta balanza tuvieron un especial peso los tomates, los pimientos, las fresas y los pepinos. De este modo, y gracias al gran esfuerzo inversor, el sector se ha convertido en fuente de riqueza en zonas rurales, donde ha permitido que la población se mantenga en el municipio e incorpore nuevos atractivos a la agricultura más tradicional.

Reparto de riquezas. Las bondades de la agricultura hortofrutícola están bien repartidas por las ocho provincias andaluzas.

Almería es la estrella de los cultivos de hortalizas, con hectáreas y hectáreas destinadas a los tomates, pimientos, pepinos, judías verdes, calabacines, berenjenas, y a las sandías y melones. En el interior de la provincia destaca el cultivo del almendro con más de 180.000 hectáreas.

En Granada, especialmente en la zona de la vega, se cultivan hortalizas como el espárrago triguero, la alcachofa, la cebolla, la lechuga y el tomate cherry. La costa granadina, como la malagueña, es famosa por los cultivos subtropicales: chirimoyas y aguacates campan a sus anchas en los campos cercanos al mar. En Málaga también destacan las plantaciones de limones y uvas pasas.

Huelva es la reina de la fresa y el fresón -esta provincia es el segundo núcleo mundial de producción, por detrás de California-, mandarinas y castañas. Sevilla, por su parte, es la principal productora andaluza de cítricos, melocotones y tomates para industria.

Uno de los factores claves de este notable éxito en Andalucía en este sector es la extraordinaria calidad de sus productos. En los últimos años se ha multiplicado el esfuerzo por garantizar esta calidad a través de los sistemas de certificación, como la producción controlada y otros sistemas privados, la agricultura ecológica o la producción integrada.

Pero los mayores exponentes por su vinculación al origen y por su singularidad son Denominación de Origen Protegida 'Chirimoya de la Costa Tropical de Granada-Málaga', la Denominación de Origen 'Pasas de Málaga', la Denomincaión Específica o Indicación Geográfica Protegida 'Esparrago de Huétor-Tájar' y la reciente Indicación Geográfica Protegida 'Tomate La Cañada-Níjar' en Almería.

Adicionalmente, la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía distingue a través de la marca Calidad Certificada a los productos que presentan unas cualidades destacables.

  • 1