martes, 19 enero 2021
18:56
, última actualización
Economía

La espiral deflacionista se adueña de los mercados agroganaderos

Los mercados de origen (agroganaderos) revelan fuertes descensos de precios para los cereales, a excepción del arroz, las naranjas, el cerdo ibérico, el girasol, el aceite de oliva, los huevos y la leche. Se trata de una espiral deflacionista que contrarresta el subidón del que gozaron en 2007.

el 15 sep 2009 / 20:29 h.

Los mercados de origen (agroganaderos) revelan fuertes descensos de precios para los cereales, a excepción del arroz, las naranjas, el cerdo ibérico, el girasol, el aceite de oliva, los huevos y la leche. Se trata de una espiral deflacionista que contrarresta el subidón del que gozaron en 2007.

Un simple vistazo a las gráficas oficiales de precios agrarios y no cabe otra conclusión que la de un derrumbe tan espectacular como, en su día, fuera la subida. Y a tenor de las estadísticas de la Consejería andaluza de Agricultura y del Ministerio del ramo, el arroz es la excepción de la severa y generalizada caída de cotizaciones en cereales, oleaginosas, naranjas, cerdo ibérico y aceite de oliva y, ya con menor intensidad, en el resto de ganaderías y en huevos y leche.

Por ser los que están más cerca, vayamos a los mercados de origen -es decir, agroganaderos- de Andalucía, con datos de mediados de diciembre, los últimos disponibles en el departamento del consejero Martín Soler.

Sus estadísticas revelan que es el sector de la naranja el que, hoy por hoy, soporta el mayor declive de valores, después de que en la campaña 2007-08 cosechara una relativa tranquilidad. En concreto, su horquilla de abaratamiento oscila entre el 38% paras las salustianas y navelinas en Palma del Río (Córdoba) y el 53% para esta última variedad en Huelva, mientras que el tercer enclave por excelencia para esta fruta, el de la localidad sevillana de Cantillana, arroja bajadas superiores al 45%. Para las mandarinas, igual tendencia bajista, en especial en las plantaciones onubenses (-66%).

Los cereales, que gozaron de un boyante 2007, acumulan en doce meses descensos de hasta el 56% en el trigo duro -el más usado en la elaboración de piensos- para los mercados de Sevilla, del 43% en el blando -el de mayor calidad y destinado a las panaderías- también en esta provincia, del 39% en las cebadas cerveceras, del 32% en la variedad caballar -para alimentación del ganado- y, por último, del 34% en el maíz. La otra cara de la moneda la pone el arroz, que se ha revalorizado un 10%, al sumar dos impulsos: el encarecimiento internacional de este producto, básico en la dieta de cientos de millones de personas de países en vías de desarrollo, y la escasa cosecha en las marismas del Guadalquivir debido a la sequía.

Entre los cultivos oleaginosos -los que se molturan para extraer aceites-, el girasol, que sido precisamente el que más ha brillado por el empuje de sus siembras en el año agrario andaluz 2007/08, se ha depreciado un 30%. El aumento de producción, pues, ha jugado en su contra, y ello a pesar de que se mantiene en alza su demanda mundial para biocarburantes.

Otro aceite, esta vez el de oliva, se enfrenta a un revés de cotización de tal envergadura que han surgido iniciativas conjuntas -retener las cosechas para amortiguar el descenso- por parte de unos olivareros tradicionalmente desunidos. El abaratamiento se inició hace ya casi tres años, y sólo en el último ronda el 20%, siendo este porcentaje mayor a medida que aumentan las calidades.

Mientras, y ya dentro de la actividad ganadera, 2008 ha marcado un antes y un después para el porcino ibérico, al estar pagando los excesos de producción cometidos en ejercicios pasados, el desembarco de grandes cárnicas españolas atraídas por la rentabilidad de este sector y el retroceso en el consumo de jamones por la crisis económica.

En efecto, los datos de la Consejería revelan cómo el precio del cerdo ibérico de bellota destinado a sacrificio (a matadero) se ha recortado un 30% en la comarca cordobesa de Los Pedroches, siendo los porcentajes del 27% y el 37% en el ibérico de pienso de las provincias de Sevilla y Huelva. Si acudimos a los mercados para vida -es decir, compraventa para engorde-, la caída de los lechones ibéricos se coloca entre el 21% de Sevilla y el 30% de Córdoba.

No en vano, los técnicos de la Consejería, en su Boletín Semanal de Información Agraria, se hacen eco de las previsiones de la patronal cárnica Iberaice que hablan de un retroceso del 15% en las ventas de jamones para estas navidades. "A la bajada del consumo se suma la escasa demanda de cochinos por parte de las industrias, relacionada con los problemas de financiación, lo que hunde más los precios de la carne. De hecho, algunos industriales, sobre todo los más pequeños, optan por sacrificar animales, ya que con los precios actuales no les compensa criar cerdo ibérico de bellota".

La cotización del caprino, asimismo, está a la baja -entre el 10% y el 31%, según razas- y dispar es la evolución para el vacuno y el ovino, si bien predominan las revalorizaciones. Mientras, el resto de mercados agroganaderos con pendiente negativa en sus gráficas son el de los huevos, con rebaja de entre el 10% y el 21%, el de la leche, con el 12% para la de cabra y el 23% para la de vaca, y el del pollo, del 8%. Si se observa, productos que el año pasado también marcaron el encarecimiento de la cesta de la compra.

  • 1