miércoles, 27 enero 2021
04:31
, última actualización
Cultura

La Feria del Toro esquiva su propia crisis y volverá en 2009

Habrá feria en 2009, aunque los vaivenes de última hora la han retrasadado hasta el 19 de febrero, reduciéndola a cuatro jornadas. Los pabellones de FIBES volverán a acoger este producto "estrella". Foto: Javier Cuesta

el 15 sep 2009 / 19:23 h.

Habrá feria en 2009, aunque los vaivenes de última hora la han retrasadado hasta el 19 de febrero, reduciéndola a cuatro jornadas. Los pabellones de FIBES volverán a acoger este producto "estrella" que ha corrido un riesgo de defunción que sólo se ha podido paliar gracias a la inyección económica de la Junta. En ediciones venideras, necesitará del capital privado para sobrevivir.

Fue la propia delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, la encargada de despejar todas las dudas en la rueda de prensa celebrada ayer en FIBES al señalar que "la respuesta de la Junta ha sido decisiva para que se pueda celebrar la muestra. El trabajo interno ha dado como resultado que se fueran animando otras consejerías". Hasta ahora esta ayuda se ha traducido en los 200.000 euros aportados por las consejerías de Turismo y Agricultura aunque aún se está a la espera de concretar la anunciada colaboración de las de Medio Ambiente y Gobernación. En cualquier caso, la muestra reducirá su presupuesto en torno a un 25%, calculándose el de la edición de 2009 en un millón de euros.

Felipe Luis Maestro, director gerente de FIBES, comenzó su intervención rompiendo una lanza en favor del papel de los ganaderos en la organización de una muestra "que sin ellos no habría sido posible". Maestro volvió a recordar las "muchas dificultades que tiene el mundo del toro para encontrar patrocinadores" y estructuró las cuatro claves que han hecho posible la continuidad de la feria: "En primer lugar, el interés del alcalde y el Ayuntamiento para que este producto salga adelante. Segundo, el apoyo de la consejería de Cultura y su consejero, Martín Soler, que ha realizado gestiones en las consejerías que estaban implicadas en el tema". La tercera clave estriba en "la racionalización de costes sin que afecte a la calidad del producto". La cuarta premisa que ha animado a la continuación de la feria ha sido la "mayor colaboración e implicación" de la Unión de Criadores".

El ganadero Eduardo Miura, en su calidad de presidente de la Unión de Criadores, se defendió de los recientes ataques recibidos por el sector sobre su papel en la financiación de la muestra señalando que "nuestra implicación ha sido siempre total. Si acudimos a la Feria nos cuesta 100.000 euros, sin contar con nuestra colaboración en especie aportando las cabezas de ganado necesarias". Según Miura, "la filosofía de la Feria del Toro no es la misma que el SICAB, en la que el ganadero encuentra un beneficio económico directo y se financia entre todos los patrocinadores". Miura también pidió la participación de todos los sectores implicados en el mundo del toro: "aquí deberían venir los toreros y los empresarios".

  • 1