viernes, 18 septiembre 2020
22:06
, última actualización
Local

La Hispalense ofertará clases del Instituto de Idiomas en todos sus campus

Los más de 50.000 alumnos de la Universidad de Sevilla deberán acreditar un nivel de idiomas tal y como marca el nuevo espacio europeo de Educación Superior, el Plan Bolonia. La Hispalense ofrecerá "en todos los campus la impartición de la docencia del Instituto de Idiomas".

el 15 sep 2009 / 21:32 h.

TAGS:

Los más de 50.000 alumnos de la Universidad de Sevilla deberán acreditar un nivel de idiomas tal y como marca el nuevo espacio europeo de Educación Superior, el llamado Plan Bolonia. Para facilitarlo, la Hispalense fomentará el aprendizaje ofreciendo, "en todos los campus, la impartición de la docencia del Instituto de Idiomas".

Hasta ahora, la oferta académica del Instituto de Idiomas (sólo 3.368 estudiantes matriculados por libre en el curso 2007/2008, según el anuario de la Hispalense) estaba centralizada en el campus de Reina Mercedes. El Reglamento General de Estudiantes, en fase de alegaciones hasta el próximo 9 de febrero y al que ha tenido acceso este periódico, anuncia cambios que vienen a cumplir además con una promesa electoral del rector Joaquín Luque.

En el artículo 23 del proyecto de reglamento se dice: "La Universidad de Sevilla fomentará el aprendizaje de idiomas por parte de sus estudiantes, facilitando en todos los campus la impartición de la docencia del Instituto de Idiomas". Esto no implica que el Instituto de Idiomas abra sedes nuevas en los diferentes campus de la Hispalense (a saber: Reina Mercedes, Cartuja, Macarena, Rectorado y Ramón y Cajal), sino que, en todos ellos, se habilitarán los espacios necesarios para que se puedan impartir las enseñanzas que se ofrecen en el Instituto de Idiomas (inglés, frances, alemán, italiano, ruso, árabe, portugués, japonés, griego y español para extranjeros, según el citado anuario del curso 2007/2008).

Programas de acogida. El borrador del Reglamento de Estudiantes da carta de naturaleza a una práctica que hasta ahora dependía de la voluntad de los centros académicos. Todos las facultades y escuelas de la Hispalense deberán diseñar programas de acogida para los estudiantes de nuevo ingreso, en los que se explicará la organización del centro y los departamentos y se impartirán cursos de orientación al estudio, entre otras cosas. Cada centro establecerá, además, "para cada una de sus titulaciones, programas de asesoramiento para que los estudiantes puedan planificar adecuadamente sus currículos entre las opciones previstas en los planes de estudio".

El reglamento que los claustrales de la Hispalense están ahora analizando fija los derechos y deberes de los estudiantes, incluidos los que tienen necesidades académicas especiales. En este apartado, como novedad, no sólo se enmarcan los alumnos con discapacidad, los deportistas de alto nivel o trabajadores que necesiten compaginar su actividad laboral con los estudios (todos estos casos vienen marcados por la ley), sino las estudiantes embarazadas, aquellos que tengan a su cargo hijos menores de tres años o personas mayores o estudiantes con un grado de minusvalía inferior al 33%.

  • 1