martes, 19 enero 2021
23:36
, última actualización
Local

La importancia del factor social

Sale a colación a cada momento. Y es pertinente hacerlo constar para valorarlo en su justa medida. La última vez fue en una conversación reciente con Paco del Río. Me decía: "Al carecer de instituciones motivadoras...

el 15 sep 2009 / 20:06 h.

Sale a colación a cada momento. Y es pertinente hacerlo constar para valorarlo en su justa medida. La última vez fue en una conversación reciente con Paco del Río. Me decía: "Al carecer de instituciones motivadoras, es importante saber que el hecho social cumple un papel clave dentro del mundo artístico de Andalucía". Tiene toda la razón: el espacio social en el sur es un poderoso e invisible nexo de unión. Es como un zaguán abierto que sirve de pretexto para compartir y contrastar experiencias. Un factor comunitario, multiplicador, que actúa como elemento aglutinante capaz de construir un lugar -el de la charla, el de la cercanía- donde sentirse arropado, desahogar preocupaciones y participar del grupo.

Ir a la inauguración de una exposición es una excusa como otra cualquiera para quedar, para hablar sobre la vida y el arte, para enterarse de lo que está pasando. Las obras es mejor verlas otro día, solo, con atención. Ese momento de reunión hay que aprovecharlo para intercambiar pareceres, para escuchar y observar. Aquí, en cualquier convocatoria, interactúan diferentes generaciones de artistas sin resabio, guardando las distancias cuando hay que hacerlo y acercando posturas cuando el momento, o los afectos, lo requieren. El último que llega es bien acogido y el más veterano nunca desaparece del todo. Hay un sentido muy establecido del colectivo y sus valores, un entendimiento implícito, cultural, que tiene que ver con nuestra idiosincrasia, con nuestros modos de relacionarnos, con el clima, con la vida en la calle. No es corporativismo, eso sería reducirlo a una mera cuestión gremial, es algo más complejo y sustancial. Es compartir sin saber cómo, pagar a escote sin tener en cuenta qué toman los demás.

En la forja del carácter de los artistas andaluces tiene suma importancia su ubicación en el grupo, su modo de conectar con los otros, su capacidad para encontrar un sitio respetando a los demás. Quien logra hacerse un hueco, permanece aunque no esté. Incluso aunque se vaya.

  • 1