miércoles, 25 noviembre 2020
14:46
, última actualización
Local

“La luz al final del túnel se la busca uno mismo abriendo nuevos caminos”

José Antonio Ruiz Lorite es gerente de Cortinajes Ruiz

el 14 dic 2013 / 23:30 h.

TAGS:

15342094 José Antonio Ruiz (Sevilla, 1978) se incorporó a la empresa familiar que fundara su padre en 1983 cuando acabó sus estudios universitarios. Desde entonces, ha centrado su esfuerzo en abrir nuevos caminos que le permitan continuar con un negocio que ha padecido la crisis económica como otros muchos vinculados de una manera u otra al desplome de la construcción. –Han lanzado una nueva división a través de internet. ¿Cómo se compagina su negocio tradicional con las nuevas tecnologías? –Con muchísimo trabajo pero era necesario hacerlo. Vimos que era interesante vender nuestros productos on line, no tanto cortinas, que es lo que hacemos desde hace 30 años, como nuevos productos, es decir, paneles japoneses, lamas verticales o estores enrollables. Llevamos un año y medio proyectando y poniendo en marcha Cortina Boutique, que no es una tienda de comercio electrónico al uso, ya que no se venden productos estandarizados, sino que son a medida del cliente. Se ofrece el mismo servicio que se viniera a la tienda física. Conseguir eso ha requerido de mucho trabajo, ya que había que hacer que una máquina incorporara todos los detalles, y eso es muy complejo. Eso sí, está en constante crecimiento. De hecho, hemos incorporado a una persona en ese departamento por el volumen. –¿Ha servido para compensar la caída del negocio tradicional? –Aunque son divisiones diferentes, es cierto que sirve para compensar, pero ofreciendo la experiencia de Cortinajes Ruiz. Las ventas habían caído de manera importante y era fundamental dar pasos al frente. –Tres décadas de experiencia. ¿Cómo comienza la andadura de Cortinajes Ruiz? –Comenzó mi padre, que en paz descanse, en 1982, y ya con la primera tienda nos hicimos un nombre. Llegamos a tener cuatro establecimientos y creamos una marca de prestigio no solo en Sevilla, sino en toda Andalucía. Hace siete años me puse al frente de la empresa y pronto decidimos tender hacia las nuevas tecnologías, aunque hicimos un primer intento fallido. A la segunda salió bien. La web está totalmente preparada y cuenta con guías de medición que son muy fáciles de entender. Para cada producto contamos con un vídeo explicativo. –¿Cómo cambia el perfil dependiendo de la vía de compra que utilice? –En Cortinajes Ruiz el perfil del público habitual era a partir de los 35 años en adelante. En los últimos años hemos evolucionado con las tendencias del mercado y salimos de la cortina, nos hicimos especialistas en otros productos como los enrollables o las lamas verticales, que nos ha acercado a un público más joven. Ahora la media parte de los 25 años. En el caso de la tienda on line el perfil es más diverso, aunque ciertamente está más limitado a gente de cierta edad que aún no controlan las nuevas tecnologías y no se fían de comprar por internet. Muchas empresas contactan con nosotros a través de la web. –Entiendo que le ayudará a llegar a otros territorios. –Claro. Ya vamos más allá del mercado local y andaluz. Nos hemos abierto a otras zonas del territorio nacional como Valencia, Bilbao o las Islas Baleares. –¿Y en el extranjero? –Estamos preparando la exportación a Latinoamérica, en concreto, la salida on line de Cortina Boutique. Esperamos estar en México en los próximos cuatro o cinco meses y después llegar a Chile y Perú. Los productos saldrán directamente desde España y, aunque el transporte costará más, hemos hecho un estudio de mercado que indica que hay una oportunidad de negocio importante en esos países. Además, en un año estará listo el tratado de libre comercio con EE. UU., lo que abrirá aún más las oportunidades porque ya no habrá barreras. En Latinoamérica no hay prácticamente competencia y en Europa sí, por eso vamos a comenzar allí. –¿Y la competencia? –En Sevilla no tenemos a nivel on line, aunque ahora vamos a competir con todos. Intentamos dar mejor servicio, mejor precio y calidad que el resto para generar valor añadido. A nivel nacional tenemos tres o cuatro competidores importantes y hay que cuidar muchos otras cuestiones como la atención especializada, para que sepa que detrás de la web hay una empresa seria. Se envían incluso muestras gratuitas para que puedan comparar colores. –Han caído muchas empresas del sector, tan vinculado a la construcción... –Sí, desgraciadamente han caído muchos compañeros. Estamos pocos en Sevilla. Nosotros, sin ir más lejos, hemos pasado de cuatro a dos tiendas. Con la caída del sector inmobiliario se desplomaron las ventas. –¿Ve luz al final del túnel? –Se va vislumbrando, aunque de manera lenta, con un repunte del consumo mínimo. El negocio iniciado en internet también va despacio, pero es lógico; no se puede esperar que en un año tenga una facturación inmensa. La luz al final del túnel la buscas tú emprendiendo nuevas acciones. –¿Hacia qué productos tiende el mercado en la actualidad? –Está focalizado a cosas muy funcionales. La cortina cae porque la gente busca cosas más prácticas. Cada vez la gente quiere menos tela y lo que se usa es un tejido técnico de PVC, con el que te olvidas de la limpieza en lavadora. En cuanto a colores, aunque los trabajamos todos, tienen más fuerza los colores neutros y últimamente triunfan los ácidos, como en la moda textil.

  • 1