domingo, 24 octubre 2021
10:58
, última actualización
Local

La plantilla de Cerámicas Bellavista trasladará su protesta a Barcelona

El comité de empresa de Cerámicas Bellavista trasladará su protesta a Barcelona, donde está la planta central de la multinacional Roca, propietaria de la fábrica de Dos Hermanas. Mostrarán allí su desacuerdo con los planes para despedir a 191 empleados.

el 15 sep 2009 / 20:02 h.

TAGS:

El comité de empresa de Cerámicas Bellavista trasladará su protesta a Barcelona, donde está la planta central de la multinacional Roca, propietaria de la fábrica de Dos Hermanas. Mostrarán allí su desacuerdo con los planes para despedir a 191 empleados.

Los trabajadores de Cerámicas Bellavista estarán el día 29 en la misma puerta de Roca en Barcelona, el lugar donde la compañía decidió hace un mes plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 191 de los 242 empleados de Dos Hermanas. "Hasta ahora nada de lo que se ha hecho ha servido para acercar posturas", comentó el miércoles el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Cortés, en referencia a la manifestación de unas 5.000 personas contra "este cierre patronal" o la recogida de firmas por toda provincia, además de las cuatro reuniones con la dirección de la empresa.

Es más, ni siquiera piensan que en la última reunión, que se celebra hoy, se vaya a proponer "algo coherente" por parte de la dirección de la empresa. Los sindicatos fletarán entre cinco y siete autobuses (unas 600 personas) para mostrar su descontento en Barcelona, donde les recibirá el comité de empresa de Roca como muestra de solidaridad.

Desde Roca dicen que este ERE se vislumbraba desde hace mucho tiempo. La empresa nació en los años 60 llegando a ser una de las más productivas del sector. Pero llegaron los números rojos y la fábrica acabó en manos del banco Urquijo, que no pudo reflotarla, como tampoco pudo Teka, especializada en hacer instalaciones de cocinas.

Finalmente, en los 90 Roca compró el complejo, que durante más de una década vivió sus mejores momentos, como una de las empresas punteras del territorio nacional, exportando a Australia, Portugal y Nueva Zelanda. No obstante, desde el 1998 la fábrica presenta déficit. "Roca intentó mantenerla el tiempo que pudo hasta ahora, que se llega al tope", según insisten desde la dirección de la empresa. Ya el pasado mes de agosto se informó a los trabajadores de la necesidad de plantear un ERE, aunque no se dijo nada más hasta hace un mes.

Por otro lado, los trabajadores defienden que ya se pasó por momentos peores, como en la crisis de 1992, cuando también se plantearon despidos, situación que provocó un encierro de los operarios en las instalaciones de Cerámicas Bellavista, de donde tuvieron que ser sacados por la Policía Nacional.

  • 1