miércoles, 25 noviembre 2020
12:08
, última actualización
Local

La sevillana retenida en Gaza cruza la franja a Egipto con su familia

María Velasco, la sevillana atrapada en Gaza junto a su esposo y sus dos hijos, ya ha conseguido escapar de la franja ocupada. Ayer, hacia las ocho de la mañana, atravesaron el paso de Rafah y pisaron suelo egipcio.

el 15 sep 2009 / 21:26 h.

TAGS:

María Velasco, la sevillana atrapada en Gaza junto a su esposo y sus dos hijos, ya ha conseguido escapar de la franja ocupada. Ayer, hacia las ocho de la mañana, atravesaron el paso de Rafah y pisaron suelo egipcio. Exteriores trata de buscarles vuelo lo antes posible para que regresen a España.

Según comunicó ayer Velasco en su blog de internet, el consulado español en Jerusalén les avisó a a última hora del domingo para que tanto ella como su familia -su marido, su hija Halima, de 23 años, y su hijo Nizar, de 2- se trasladasen desde Jan Yunes, donde residen, hasta Rafah, una ciudad del sur de Gaza que limita con Egipto y que, junto con el paso de Erez, al norte, es la única puerta por la que Israel permite escapar de la franja.

La sevillana, que lleva 23 años en Palestina, tuvo que cubrir los 15 kilómetros que separan su casa del paso fronterizo en un coche particular conducido por un vecino; llegados a Rafah, el matrimonio y los hijos tuvieron que bajar y caminar a pie un tramo hasta el valla con Egipto. Allí los esperaban varios diplomáticos, que les entregaron sus pasaportes reglamentarios, que ya llevaban una semana en suelo egipcio a la espera de que pudieran trasladarse "de forma segura", informaron ayer fuentes del Ministerio de Exteriores. Esa seguridad no se ha logrado hasta que no se ha llegado el alto el fuego.

Estas fuentes confirmaron que la familia está "bien" aunque el niño está algo enfermo a causa del frío, pues los bombardeos dejaron su casa sin luz. Están en "permanente contacto" con la embajada de España en Egipto, que "está intentando lograr billetes para traerlos cuando haya pasaje", en uno o dos días.

"Estamos trabajando al máximo", añadieron. El problema ahora es el futuro en España; en su blog, Velasco afirma: "A Sevilla no podemos ir por el momento porque no tenemos donde hospedarnos, pues mi madre tiene una pequeña casa y con ella viven otros hermanos con dificultades". La prometida de su otro hijo, Maruan, que vive en Murcia, les ha ofrecido acomodo y posiblemente sea con ella con la que vivan. Tienen claro que perderán su sueldo, que pagaba la Autoridad Nacional Palestina, de 400 euros, por lo que les urge encontrar un empleo.

  • 1