viernes, 06 diciembre 2019
22:53
, última actualización
Local

La SGAE tuvo pérdidas en 2011 por valor de 4,6 millones de euros y en 2010 de 13,5 millones

La entidad creará la figura del Defensor del Socio y pretende disminuir el gasto de 68 a 50 millones de euros.

el 28 jun 2012 / 15:11 h.

TAGS:

Sede de la SGAE en Madrid.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) presentó en 2011 un balance negativo de 4,6 millones de euros. A ellos hay que añadir los 13,5 millones de euros de pérdidas que arrojó en 2010. Así lo ha señalado este miércoles el presidente de la entidad, Antón Reixa, en un encuentro con medios de comunicación para presentar el informe de gestión que hoy someterá a la aprobación en la primera Asamblea General de Socios tras las elecciones.

Reixa ha recalcado que estas cifras constituyen "una fotografía de la anterior gestión" y ha precisado que si bien las pérdidas de 2010 se producen, sobre todo, en función del "plan social de prejubilaciones" de la entidad, las de 2011 tienen que ver más "con la morosidad y el anticipo a los socios".

Por lo que respecta a los ingresos sociales, la SGAE ha presentado en 2011 un total de 320,1 millones de euros (6,2% menos que en 2010), que achaca a la crisis. La morosidad de los usuarios del repertorio creció un 26% en relación a 2010.

Asimismo, el presidente de SGAE ha incidido en que, por primera vez, se ha cambiado la empresa auditora a la que ha calificado de "severa y no cortesana" en la revisión de las citadas cuentas y que ha detectado "una carencia histórica en la gestión financiera" de la SGAE. En este sentido, ha avanzado que se contratará a un director general a través de una empresa cazatalentos.

Entre los datos facilitados por Reixa y su equipo, al que se suma la guionista Julia Altares como portavoz de la Junta Directiva, cabe citar que el reparto a los autores, editores y representados alcanzó en 2011 la cifra de 340,1 millones de euros (un 0,7% más que en 2010).

Asimismo, la SGAE ha rescatado del pendiente de identificación un total de 39,2 millones de euros (un 39% más que en 2010). A fecha de 30 de abril de este año, se han identificado otros 35 millones de euros y se espera que para finales de año alcance los 60 millones de euros. "Más de 35 personas están haciendo horas extras para realizar esta función a la que se está dedicando más de 300.000 euros", ha indicado Antón Reixa.

LIQUIDAR ARTERIA

En cuanto a la desinversión de la red ARTERIA, Reixa ha señalado que existe una "unidad específica" con personal de la SGAE y una auditoría externa que actualmente se encuentra de viaje en México y Argentina para vender los teatros adquiridos en estos países. Ya existen algunas ofertas para este último y esperan que este año puedan venderse ambos.

Reixa espera que esta desinversión permita en un plazo razonable obtener los mejores precios posibles, devolver los préstamos, liberar los depósitos bancarios pignorados y abandonar una gestión muy deficitaria.

Precisamente, de la liquidación de la red ARTERIA dependerá la recuperación de los objetivos de la Fundación Autor. Su nuevo presidente, Antonio Ruiz Onetti, ha explicado que en los mejores momentos, la Fundación llegó a contar con un presupuesto de 30 millones de euros. Actualmente, dispone de cinco millones. El reto será "reordenar la actividad para que se dedique plenamente a sus fines fundacionales y conseguir ir ampliando el presupuesto hasta los 10 o 12 millones de euros", ha dicho.

OTRAS INICIATIVAS

La creación del Defensor del Socio (una persona independiente que ni siquiera será un autor) y la potenciación del Defensor del Cliente son otras señas de identidad de la nueva Junta Directiva de SGAE así como su convergencia con DAMA, entidad con la que podría llegar a existir, según ha dicho, "una fusión" en el futuro.

Junto a ello, los nuevos responsables pretenden poner en marcha una revisión austera del presupuesto de gasto y rebajarlo de los 68 millones de euros actuales a los 50 millones, así como realizar un "protocolo exhaustivo de los conciertos benéficos".

Reixa también ha afirmado que han restañado "viejas heridas" con la Asociación de Internautas, con la que pronto iniciarán una campaña conjunta sobre la copia privada. También ha desvelado las buenas relaciones con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que se espera que levante el apercibimiento que había sobre la entidad el próximo 2 de julio. En este sentido, ha puesto en valor la tarea de "seguimiento cercano" del Ministerio hacia la entidad.

Por lo que se refiere a los nuevos socios, Reixa ha recalcado que se han incorporado un total de 3.367 en 2011 y que las bajas han disminuido. En la actualidad, 103.466 socios forman parte de la entidad.

Igualmente, se ha referido a la "modernización" de la red comercial de SGAE y al crecimiento del número de licencias y ha apuntado que los nuevos responsables de la entidad son especialmente "proactivos" en el negocio digital, donde prevén que vendrá el crecimiento en el inmediato futuro.

TRES MILLONES MAS PARA SGAE

Respecto a la impugnación del actual Consejo de Dirección de la pensión del ex presidente ejecutivo de la SGAE, Teddy Bautista, Reixa ha recordado que esta acción revertirá en 3 millones de euros para la tesorería de la entidad de gestión además de los intereses, que ascienden a medio millón, dinero que aún no han recibido "pero que llegará". Se destinarán a fondos propios y asistencia social de los asociados en situación extrema.

Al hilo de esta cuestión, el presidente de SGAE no ha descartado que Bautista pueda ser declarado "inocente" de la operación Saga pero ha calificado de "evidente" que su gestión fue "megalómana y despótica".

Reixa ha valorado en este encuentro este primer año de la SGAE desde que el pasado 1 de julio de 2011 la Guardia Civil entrase en sus dependencias: "Ha sido un año iniciático y de cambio, hemos mantenido la capacidad y talento de nuestros empleados y la Junta saliente ha tenido capacidad de reacción activando el proceso de refundación y sentando las bases para ese cambio" ha destacado. Y ha añadido que este primer aniversario coincidirá ahora con una ratificación en la primera Asamblea General tras las elecciones y con la posibilidad de que España se proclame campeona de la Eurocopa.

Aunque aún queda "mucho por hacer", Reixa ha incidido en la necesidad de que la SGAE "exteriorice el cambio de sus prácticas" para acabar con esa mala imagen de la entidad.

El presidente de SGAE ha comparecido arropado por su equipo. Junto a Julia Altares y Antonio Ruiz Onetti, ya citados, se encontraban en este acto los vicepresidentes Fermín Cabal, Miguel Hermoso y Teresa Alfonso.

  • 1