miércoles, 27 enero 2021
04:31
, última actualización
Local

Las obras en los puentes de la A-49 se prolongarán hasta marzo de 2009

El viejo puente entre Castilleja de la Cuesta y Tomares ya no existe. Esta semana se procedió a su demolición, con lo que se dio un paso más para concluir unas reformas en la autopista Sevilla-Huelva.

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

TAGS:

El viejo puente entre Castilleja de la Cuesta y Tomares ya no existe. Esta semana se procedió a su demolición, con lo que se dio un paso más para concluir unas reformas en la autopista Sevilla-Huelva (A-49) que se prevé que estarán listas en marzo de 2009, después de varios meses de cortes de tráfico intermitentes.

La Demarcación de Carreteras en Andalucía Occidental del Ministerio de Fomento necesitó dos noches para demoler la antigua estructura de unión entre los municipios de Castilleja de la Cuesta y Tomares, en el punto kilométrico 2 de la autopista. Los últimos retazos de las obras en este puente, que se levantaba a la altura de Ikea, se completarán en principio la madrugada del domingo al lunes, lo que obligará de nuevo a desviar el tráfico.

La operación de derribo se acometió en dos partes: primero se demolió el tablero del vano sentido Huelva y el estribo de dicha margen, y a continuación fue el turno de la estructura sentido Sevilla. Esta operación fue una de las fases más vistosas de los trabajos que se vienen acometiendo en estos puentes, unas obras que arrancaron hace ya más de un año (en octubre de 2007) para mejorar la seguridad vial y permitir que vehículos de transporte especial puedan circular por esta autopista.

Todavía queda por tirar el segundo puente, el de Coca de la Piñera (Camas), que es el que se levanta más cerca de Sevilla. De mantenerse el ritmo actual de los trabajos, la conclusión de las obras está prevista para dentro de unos tres meses, cuando ya hayan entrado en servicio las dos estructuras nuevas. También se pondrán en funcionamiento las nuevas glorietas de la margen de Tomares, el nuevo carril de trenzado de la margen izquierda entre ambas estructuras y se harán los carriles de aceleración desde ambos enlaces en sentido Sevilla, además de ampliar la anchura del carril de salida a Castilleja de la Cuesta.

La puesta en servicio de la nueva salida de la autopista en sentido Huelva hacia Coca de la Piñera y Tomares se encuentra pendiente de la tramitación y aprobación de la construcción de un nuevo centro de transformación, que vendrá a sustituir al ahora existente en las inmediaciones de la margen derecha del primero de los puentes.

Los dos nuevos pasos elevados se han desplazado algunos metros en sentido Huelva respecto a las existentes, con vistas a que puedan abrirse al tráfico una vez terminadas y hechas las pertinentes pruebas de carga. Ocurre con el derribado esta semana, que los vehículos ya circulan por el nuevo. De esta manera, el tráfico peatonal está garantizado en todo momento y el viario sólo se ve interrumpido breves periodos de tiempo.

¿Y qué se va a conseguir con esta obra que, si todo transcurre como está previsto, se prolongarán más de año y medio? Pues una de las mejoras fundamentales es que los transportes especiales con exceso de gálibo podrán circular por la autopista y dejarán por fin de hacerlo por la carretera A-8076 (la antigua N-431), ya que esto les obliga a tomar la Cuesta del Caracol y la travesía de Castilleja de la Cuesta, "con el consiguiente peligro para el tráfico y los residentes en este entorno de los municipios de Camas y Castilleja de la Cuesta", según señalan fuentes de la Demarcación de Carreteras.

De paso, se evitarán accidentes de tráfico (como ya se han dado) en los que vehículos que incumplen la actual limitación de gálibo colisionan con los puentes. También se aumentará la capacidad de enlace entre Castilleja de la Cuesta y Tomares, ya que los puentes antiguos tenían un solo carril y los nuevos ya cuentan con dos.

Con todo esto también se mejorará la seguridad vial -estos enlaces tendrán vías de aceleración y deceleración, "suprimiendo los peligrosos accesos directos actuales señalizados con STOP- y se descongestionará de tráfico Coca de la Piñera y la parte norte de Tomares, gracias el nuevo acceso desde Sevilla, que evitará tener que coger la Cuesta del Caracol para llegar a este entorno.

  • 1