sábado, 16 enero 2021
05:11
, última actualización
Deportes

Lopera tendrá que actuar: es emergencia

Descorazonadora derrota del Betis, y no sólo por el resultado: la imagen fue la de un equipo que ha perdido el pulso competitivo. O el golpe de Palma fue demasiado duro, o a Chaparro se le han ido varias teclas de las manos.

el 15 sep 2009 / 21:44 h.

De no ser por los suntuosos regalos de Valladolid, el Betis estaría bastante bien hundidito en una marisma no precisamente del Odiel, y con bastante olor a Segunda. En un mundo con tanto indeseable, detesto hacer leña de árboles que caen, pero resulta que, de tumbo en tumbo, el equipo ha perdido el pulso: verdad implacable que el mismo Chaparro (...) admitió sin paliativos tras el descalabro de Palma: en buena parte, provocado por sus medidas. Y, tras lo de Huelva, Lopera, que es el que manda, el responsable del Real Betis Balompié en carne mortal, en lo divino y en lo humano, va a tener que arremangarse e ir buscando soluciones. Soluciones que no se llaman Obinna ni Oliveira.

La Copa del Rey es la competición más ilusionante que le queda al Real Betis Balompié, mientras no se activen todas las alarmas cara al descenso, que ya se verá. Chaparro se equivocó cabalmente al empecinarse con Casto y relegar a Ricardo, y también con el rechazo a Zigic (...); y volvió a equivocarse gravemente al reservar en Palma a sus mejores jugadores. Escapar con 1-0 fue una escapatoria de vino y rosas, tal como fue el partido de Palma. El Betis aún puede remontar y clasificarse, pero, si no lo hiciera, habrá que buscar las razones del KO en el fondo de la bahía mallorquina: exactamente, en los despropósitos del Ono Estadi.

Para Lopera están muy bien los homenajes de los fieles, pero, sintiéndolo mucho por todos, le toca meterse en faena de responsabilidades con un equipo que amenaza catástrofe. Chaparro puede esperar poco de unos suplentes sin talla, y a los que ha aislado mucho. Fichajes sin pedigrí y/o decadentes no arreglan esto. Probablemente, el Betis tenga más equipo de lo que muestra la tabla, pero aquí ya no valen palabras, sino medidas de choque. ¿Qué medidas? La respuesta está en Manuel Ruiz de Lopera, el real presidente-patrón de este asunto llamado Real Betis Balompié. Si es el que manda, que mande. Ya le toca.

  • 1