sábado, 22 febrero 2020
08:10
, última actualización
Local

Los barrios 'podan' la micropolítica

La limpieza, arreglo de calles y seguridad, entre las principales peticiones vecinales en los Debates sobre el Estado de los Distritos.

el 19 jul 2013 / 00:13 h.

PODA.La limpieza de calles, una mayor seguridad y el arreglo de vías públicas, sea por asfaltado, podas o alumbrado. El maratón de debates que en un mes ha evaluado el estado los once distritos de la ciudad ha dejado patente, más allá del juego de cifras políticas en cuanto al grado de cumplimiento, que los sevillanos han visto rebajadas sus expectativas y sus reivindicaciones. Al menos si se tiene en cuenta las voces autorizadas de las 121 portavoces de asociaciones vecinales que han tomado la palabra en este periplo y que, conscientes del contexto de crisis, no centran sus demandas en nuevos equipamientos o infraestructuras. Tal vez porque las principales demandas –vivienda y empleo– toman otros foros como las protestas en las calles, los Debates del Estado de los Distritos se han centrado más en un examen a la micropolítica. O lo que es lo mismo, a la política del día a día. No en vano, el presupuestos municipal de este año iba encaminado a eso, el arreglo de calles y mantenimiento de servicios públicos. A eso se destinaba el capítulo de inversiones. Y ahí, en eso, es donde han  hurgado los vecinos, con opiniones más o menos críticas en torno a la gestión de los alcaldes de barrio. Al otro lado, queda el balance político dividido en dos visiones contrapuestas. El Gobierno local se congratula por la implantación de un formato que tilda de éxito de participación ciudadana ya que en él han intervenido decenas de portavoces vecinales “que representan a decenas de miles de sevillanos”. Es más, el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de los Distritos, Beltrán Pérez, defiende que es un complemento “que enriquece el Debate del Estado de la Ciudad” que se celebra hoy en el salón de plenos del Consistorio hispalense. Al otro lado se sitúa la oposición, que no ve tantos éxitos. El portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, de hecho, considera que el formato de estos debates limita la capacidad de propuestas vecinales “a su mínima expresión” y lo califica de “operación de márketing” en el que “se minimizan las críticas” y se centra en el informe de gestión del concejal. “Es un modelo de debate en el que no se debatía”, afirmaban ayer desde el PSOE, a través de su portavoz municipal, Juan Espadas, que incluso se ha plantado elevar los problemas de los barrios al debate de hoy, a través de una agenda de urgencias para resolver problemas “enquistados en los barrios en estos dos años” de Gobierno municipal de Juan Ignacio Zoido. Una participación de más de mil personas El Gobierno municipal hace un balance optimista: a los 11 debates celebrados entre el 25 de junio y el 17 de julio han contabilizado la presencia de 1.134 personas. De ese total, la cifra de intervenciones se reduce a la de 121 representantes de asociaciones de vecinos o colectivos sociales, según expresó ayer Pérez, que puntualiza que esas voces son representativas del resto de vecinos. El PP sustenta su modelo en el papel protagonista de las asociaciones, criticando abiertamente el que defendía el anterior Gobierno municipal (PSOE-IU) acerca de la elaboración de los presupuestos participativos. “IU prefiere el debate asambleario”, señaló Pérez. En esa línea, Torrijos muestra el éxito de los presupuestos participativos, de los que “salieron propuestas como la red de vías ciclistas”. Y, también cuenta con cifras de participación: el número de propuestas presentadas en 2009 fue de 3.255, mientras que fueron 2.454 en 2008. En el último año, se contabilizaron en torno a 2.800 propuestas. ¿Cuál es mejor modelo? Según los barrios. De momento, el Ayuntamiento ya trabaja en abrir la participación en estos debates al Consejo de Participación Ciudadana y a la E-democracia –a través de internet–. Disparidad con el tiempo para las voces vecinales La mayor crítica de la oposición es, de hecho, que el modelo está encorsetado y “constriñe” la opinión de los vecinos y limita la posibilidad de plantear propuestas. Una queja que, en este último punto, también extrapolan al Debate del Estado de la Ciudad. Es más, en los primeros encuentros las quejas de PSOE e IU giraron en torno al limitado tiempo que disponían los portavoces vecinales para evaluar la gestión del delegado. “No es un debate real”, coinciden Espadas y Torrijos. Aunque no oculta que el formato actual, al ser de nueva implantación, tiene margen de mejora, el delegado de Participación Ciudadana defiende que se le otorga “dos tercios del tiempo disponible” a las asociaciones, a la vez que insistía que “la mayoría de las que tiene representación en las Juntas Municipales de Distrito han intervenido sin límite de tiempo”. Limpieza, seguridad y las calles, prioridades Beltrán Pérez señaló que la principal demanda recibida se centra en que las Juntas Municipales de los Distritos se “despoliticen” y se  plasmen como “verdaderos foros” de la ciudadanía. “Ha habido críticas que se han aceptados como constructivas y positivas”, señaló, indicando que la mayoría de quejas proceden de medidas “que ya se están acometiendo” pero que todavía no han llegado con suficiente intensidad en determinadas zonas de la ciudad. Así, expuso el ejemplo de la poda de arboleda y parques “que hasta octubre pasado no se ha podido iniciar”. Sin embargo, esa versión tiene dos caras. Si se atiene a las intervenciones de los vecinos, sus peticiones se han sustentado en tres patas: el mantenimiento de calles, plazas y parques, la seguridad y la limpieza viarias. Sin entrar en loas a la gestión o críticas feroces, esta ha sido la demanda común. En Distrito Sur, que fue la primera piedra de toque en esta prueba de los debates de los distritos el pasado 25 de junio, se pidió mayor seguridad y presencia policial, así como buscar alternativas al problema común del desempleo. En Nervión, por ejemplo, se solicitó la puesta en marcha de la Policía de Barrios, una mayor actuación en la poda de árboles y ser más estrictos en la vigilancia a veladores. Eso sí, polémicas hubo pocas. Solo al principio y al final. La primera, protagonizada por José Luis García, delegado del Distrito Sur, que proyectó un vídeo sobre su gestión que no sentó bien a la oposición, al durar más que el tiempo de intervención para cada vecinos. El final fue hace dos días en el Distrito Macarena, cuando una alusión al caso Mercasevilla hizo que IU y algunas asociaciones optaran por abandonar la sesión. Porcentaje para evaluar el éxito en cada barrio     Han sido 23 días de debates en cada barrio, que se inició con el Debate del Estado del Distrito Sur. En él se esgrimió una política de porcentajes de éxito que se calcó en todos los distritos y que tenían un patrón en común: se había cumplido el 60% del programa o, al menos, de lo aprobado en las diferentes Juntas Municipales de Distrito. Un porcentaje que la oposición rebaja al 30%. Así, en su informe de gestión, los delegados cifran el cumplimiento de las propuestas desde el 70%  de ejecución   que anunció Rafael Belmonte en Distrito La Palmera Bellavista, al 63% de Curro Pérez en Triana o el más de 60% de Ignacio Flores en el Distrito Este. Incluso algún delegado incorporó a su discurso los minutos de debate de cada Junta de Distrito en comparación con épocas pasadas. Tussam, parques y las obras en los colegios Más allá de porcentajes, está el análisis de la gestión. La mayoría han apostado por dar prioridad a lo realizado en el arreglo de colegios. Más de la mitad de los delegados de distrito apuestan como titular de su gestión este apartado, bien por lo que se ha desembolsado –400.000 euros en Casco Antiguo, por ejemplo– o lo que se invertirá –500.000 euros en Macarena. Otras pautas comunes es el aumento de podas, el incremento de talleres socioculturales y los cambios de líneas de Tussam. Pero no todos basan el trabajo de su gestión en estos parámetros. La delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, destacó la inversión de un millón de euros en reasfaltado de calles, mientras que la delegada de Nervión, destacó el desalojo de ocupas de la calle Campamento, las 2.000 actuaciones contra el botellón, la erradicación de la prostitución en la calle Santo Domingo de la Calzada o la vuelta del doble sentido a la avenida Luis Montoto.

  • 1