viernes, 20 septiembre 2019
12:31
, última actualización
Local

Los críticos de la A-4 piden dos desdobles para apoyar el trazado

El pulso por el trazado que tendrá la A-4 (la antigua N-IV, también conocida como la Autovía del Sur) sigue firme, aunque los municipios críticos con el proyecto están dispuestos a ceder a cambio de ciertas garantías. El objetivo fundamental es conseguir una conexión en Utrera y otra en El Cuervo.

el 15 sep 2009 / 22:09 h.

TAGS:

A.M.G.

El pulso por el trazado que tendrá la A-4 (la antigua N-IV, también conocida como la Autovía del Sur) sigue firme, aunque los municipios críticos con el proyecto están dispuestos a ceder a cambio de ciertas garantías. El objetivo fundamental es conseguir una conexión en Utrera y otra en El Cuervo.

A estas alturas, lo único cierto es que el Ministerio de Fomento se inclina por el trazado que discurre más cerca de Lebrija y Las Cabezas de San Juan. Este itinerario supone apostar por una variante antes que por el desdoble del actual trazado de la N-IV que lleva a Los Palacios, lo que ha puesto en pie de guerra a los municipios por los que discurre ahora esta carretera y que, por tanto, se sienten perjudicados. Este frente común lo encabezan Utrera y El Cuervo, aunque habría que sumar a Arahal y Marchena y a varios municipios de Cádiz, ya que consideran que pierden conexiones directas o tráficos secundarios que dejan un dinero en sus pueblos al ser en buena parte de camiones.

Aunque técnicamente el proyecto está ahora en manos del Ministerio de Medio Ambiente, Fomento ya le ha hecho saber a estos municipios que apuesta por el itinerario cercano a Lebrija y Las Cabezas. Aunque ya han llevado a cabo alguna que otra acción de protesta, estas localidades 'críticas' también han puesto sobre la mesa otra opción: aceptarían este trazado siempre y cuando se acometieran dos conexiones, básicamente para garantizar que se mantiene el tráfico de vehículos pesados por los entornos de las pedanías utreranas de Guadalema de los Quinteros y El Palmar de Troya, así como por El Cuervo.

Propuesta. El itinerario elegido por Fomento significa dejar como está la N-IV entre El Cuervo y El Torbiscal, en término de Utrera, y desdoblar desde este punto la carretera A-471, que pasa junto a Las Cabezas de San Juan y Lebrija. Desde este último municipio se tomaría rumbo a El Cuervo para enlazar de nuevo con la N-IV.

¿Y por qué protesta El Cuervo, si de todos modos el trazado elegido queda a sus puertas? Pues porque la carretera principal dejaría de pasar junto al parque logístico de mercancías que tiene diseñado, de ahí que para aceptar la solución de Fomento exija que desde Lebrija la futura A-4 pase por lo que ahora es la carretera A-8152. De esta manera enlazará con El Cuervo como está previsto, pero lo hará muy cerca de su polígono (en la salida del pueblo dirección Sevilla) y no como ahora se ha diseñado, junto a la entrada del municipio viniendo desde Jerez. Ya de paso, reclama que a la altura del enclave conocido como Encinilla Micones se aumente el arco descrito por el trazado para salvar las viviendas de los colonos allí existentes.

La petición se ha incluido en el documento de propuestas que los municipios opuestos a la decisión de Fomento han entregado a la Delegación del Gobierno de Andalucía, en el que Utrera, por su parte, pide una conexión directa entre lo que ahora es la A-471 (y en el futuro se desdoblará y será la A-4) y su pedanía de Guadalema de los Quinteros. Desde aquí se continuaría hacia la también pedanía utrerana de El Palmar de Troya, donde se conecta con la carretera A-364, que enfila hacia Utrera para proseguir rumbo a Arahal, Marchena y Écija, donde enlaza con la A-92.

Todos estos municipios temen que si la A-364 no tiene una conexión directa con la futura A-4 (como hoy sí ocurre con la N-IV) perderán el importante flujo de camiones que ahora deja sus buenos ingresos sobre todo en El Palmar, pero también en Arahal y Marchena. Eso sí, Fomento ya le ha hecho saber a estos municipios que a la puerta a la que tienen que llamar para esta conexión es a la de la Consejería de Obras Públicas, de ahí que en el documento se subraya que "la Junta tendría que comprometer la ejecución" de esta obra, algo a lo que en principio no parece muy dispuesta.

  • 1