martes, 19 enero 2021
20:06
, última actualización
Local

Los hoteles dan en la diana

Este fin de semana se está celebrando el campeonato nacional Bullshooter de dardos electrónicos, un evento que ha llenado todos los hoteles de Dos Hermanas y algunos de los alrededores. Según los organizadores han acudido unos 1.500 jugadores de dardos de 28 provincias del todo el país.

el 15 sep 2009 / 19:29 h.

TAGS:

Este fin de semana se está celebrando el campeonato nacional Bullshooter de dardos electrónicos, un evento que ha llenado todos los hoteles de Dos Hermanas y algunos de los alrededores. Según los organizadores han acudido unos 1.500 jugadores de dardos de 28 provincias del todo el país.

Curiosamente, las ciudades de Andalucía son las que menos jugadores aportan, lo que contrasta con los muchos participantes llegados del País Vasco o Cataluña, que el viernes colapsaban la caseta municipal del recinto ferial. También son bastante numerosos los jugadores que han viajado desde Valladolid.

Los jugadores empezaron disputando la competición por equipos y ayer se celebró el torneo por parejas, aunque en este tipo de eventos los resultados son lo de menos. Dos Hermanas se llena estos días del ambiente de música country, grandes jarras de cerveza y alitas de pollo frito, todo lo que se puede degustar en las mesas ovaladas del centro de la caseta municipal, bordeada de hileras de dianas de dardos electrónicos. Un ambiente, en definitiva, que imita al de los casinos de Las Vegas (EEUU) donde nació esta asociación mundial de jugadores de dardos, que sólo en España congrega ya a más de 54.000 jugadores.

Se trata de una forma de conocer gente, de divertirse practicando su deporte favorito, y para la ciudad una rama del turismo que nunca había explotado, y que probablemente no explote más: el campeonato se celebra en una ciudad distinta cada año. De esta manera en 2006 tuvo lugar en Gerona, en 2007 le tocó a Valladolid y ahora es el turno de Dos Hermanas.

Muchos de los jugadores se ven sólo esta vez al año, con lo que el ambiente es de camaradería, lo que no quita para que la rivalidad sea bastante fuerte: un equipo vasco, por ejemplo, se niega a hablar con nadie en plena partida porque considera que rompería su concentración. En cambio, otro grupo de Dos Hermanas sí que bromea y retrasa el inicio de la competición porque uno de sus miembros está pidiendo una cerveza en la barra.

En la provincia de Sevilla hay afiliados al bullshooter unos 250 jugadores, aunque el número aumenta cada día: la categoría femenina dobló sus miembros sólo el año pasado. Sin embargo, la afición en la provincia aún no llega la que tienen ciudades como Valladolid, donde hay 2.000 competidores pese a tener la mitad de población de Sevilla. Este evento casi siempre se ha hecho en el norte de España, por lo que los organizadores esperan que con la celebración de este puente en Dos Hermanas se fomente la participación de los sevillanos y los andaluces a este deporte.

La inscripción le ha costado diez euros a cada jugador y el presupuesto de premios sobrepasa los 60.000 euros. Eso sí, algunos de los galardones no son en metálico, sino que se otorgarán también 12 viajes a Chicago (EEUU), cuatro a Asia y 30 al torneo europeo de Holanda.

  • 1