martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización
Local

Los líderes relanzarán el diálogo euroatlántico

La Conferencia de Seguridad de Munich se celebra este año con la vocación de relanzar el diálogo euroatlántico tras la era Bush y con la mirada puesta en la nueva política exterior de Estados Unidos, línea que el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, esbozará durante la cita en la capital bávara.

el 15 sep 2009 / 22:14 h.

TAGS:

La Conferencia de Seguridad de Munich se celebra este año con la vocación de relanzar el diálogo euroatlántico tras la era Bush y con la mirada puesta en la nueva política exterior de Estados Unidos, línea que el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, esbozará durante la cita en la capital bávara.

Más de 300 representantes de cincuenta países, entre ellos una docena de jefes de Estado o Gobierno y una cincuentena de ministros, debatirán a lo largo de tres días sobre los principales conflictos y retos de la actualidad. La conferencia empezará hoy por la tarde con un primer plato fuerte: el futuro de las armas nucleares.

Bajo ese título se debatirá todo el abanico relacionado con el control de armamento nuclear, empezando por un análisis general sobre si es posible un mundo sin este tipo de armas, pasando por el acercamiento estadounidense-ruso en relación con la reducción de sus arsenales estratégicos y terminando en el dossier iraní. El debate será abierto por el ex secretario de Estado de EEUU Henry Kissinger, "padre" de la nueva estrategia antinuclear estadounidense, quien compartirá podio con el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, y el viceprimer ministro ruso, Sérguei Ivanov.

En el debate participarán además el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed el Baradei, y el presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani. La segunda jornada estará centrada en analizar el futuro de las relaciones transatlánticas, entre la UE y Rusia, y la OTAN y Rusia, la cooperación UE-OTAN, la seguridad energética y el conflicto en Oriente Medio.

'Buy American'. Por otra parte, el Senado de Estados Unidos aprobó a última hora del miércoles por amplia mayoría una versión suavizada de la polémica cláusula de protección de los productos norteamericanos, conocida como Buy American (Compre americano). La disposición fue enmendada para que EEUU pueda cumplir con sus acuerdos comerciales internacionales. La cláusula exigía el uso de hierro y acero estadounidenses en los proyectos de infraestructura financiados con los recursos del plan de estímulo.

La modificación fue aprobada después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, afirmase que EEUU no debía enviar un mensaje proteccionista en momentos de crisis del comercio mundial. Sus palabras fueron recibidas con satisfacción por la Comisión Europea y Canadá. Por último, Obama ha pedido al Congreso que apruebe con rapidez el plan de estimulo que debate el Senado.

  • 1