jueves, 12 diciembre 2019
19:57
, última actualización
Local

Los mejores de la Provincia

El presidente de la Diputación, en una ceremonia de marcado carácter social, se muestra dispuesto a “doblar” los fondos contra la exclusión social.

el 23 may 2013 / 23:57 h.

TAGS:

PORTADAEl salón de plenos de la Diputación de Sevilla vivió ayer su día grande al acoger el acto principal del Día de la Provincia, en el que Emilio Aragón Miliki fue distinguido a título póstumo como Hijo Predilecto de la Provincia, mientras que las medallas de oro recayeron en la Fundación Banco de Alimentos, Cruz Roja, Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla, Asociación Provincial de Lucha contra el Cáncer, la Cámara de Comercio de Sevilla, el cantante El Mani, el torero Paco Camino y los empresarios hermanos Ayala Sousa. Entre el público asistente se encontraban el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; la consejera de Presidencia, Susana Díaz; la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero; la subdelegada del Gobierno, Felisa Panadero; y numerosos alcaldes y empresarios de la provincia. Los únicos que faltaron fueron los diputados de IU, al discrepar con las medallas de oro que se otorgaron al Banco de Alimentos y a la Guardia Civil. Su argumento fue tajante: no están de acuerdo con la caridad ni con premiar a instituciones por hacer un trabajo al que están obligadas. El primero en tomar la palabra fue el anfitrión, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, que en esta ocasión tuvo un tono más moderado que el año pasado. Fue más prudente al cargar las tintas contra el partido en el Gobierno, el PP, que en 2012 mostró su malestar por las palabras del máximo representante de la provincia de Sevilla. Pero no por ello su discurso de este años dejó de ser reivindicativo. Muy al contrario. Fue muy social. No se olvidó de los más desprotegidos. Además aprovechó la ocasión para anunciar que la Corporación provincial va a “doblar la cantidad que la Junta de Andalucía destine a la provincia en la aplicación del decreto contra la exclusión social por parte de los ayuntamientos”. En este sentido pidió el compromiso de todos, al considerar que “no caben tibiezas ni ambigüedades como las que, por ejemplo, están mostrando algunos al decir que aplicarán el decreto cuando tengas garantías de pago”. Por ello, pidió al Gobierno central que exima del pago de cuotas de la Seguridad Social a las administraciones locales por los contratos que realicen a personas en riesgo de exclusión, “ya que sería una fórmula para contar con más recursos para contratar”. El presidente de la Diputación hizo especial hincapié en la necesidad de ayudar a los más perjudicados por la crisis, puesto que “esta pobreza ya no es algo de lo que hemos oído hablar que ocurre en otros países, sino que está en nuestras calles, en nuestro vecindario y en nuestro entorno de conocidos y familiares”, remarcó. Por ello relató que la Diputación está poniendo en marcha los planes de urgencia municipal que, tras varias ediciones, “han servido para mantener a flote a decenas de miles de familias en nuestra provincia”. Asimismo, reclamó a todas las instituciones mantener en vigor las políticas sociales porque “si la teleasistencia y la ayuda a domicilio caen, se nos debería caer la cara de vergüenza a todos”. El presidente de la Diputación admitió que este Día de la Provincia es el más difícil de “cuantos hemos celebrado”, y aprovechó el momento para hacer una defensa a ultranza de la Administración Local, de los ayuntamientos y de la Corporación provincial, por su cercanía con los ciudadanos, ya que su labor “está amortiguando los efectos devastadores de la actual situación”. Además, destacó el Acuerdo de Concertación que la entidad provincial mantiene con sindicatos y empresarios, “que ha traído mayores dosis de prudencia lógica a la arena política provincial”. En este punto hizo una defensa del sindicalismo, “frente a aquellos que pretenden que demos por bueno que, en una coyuntura con casi seis millones de parados, los sindicatos no hacen falta y no representan a la clase trabajadora”. Por otra parte, también aludió a la reforma local y pidió un “último esfuerzo en aras del consenso”. Reconoció que “se han limado algunas cuestiones”, aunque dijo que la “reforma sigue teniendo un fondo inquietante para los valores democráticos del pluralismo y la participación ciudadana que debemos todavía atajar”. No obstante, admitió que todavía hay tiempo “para el diálogo, el pacto, el consenso y el apretón de manos que la ciudadanía está esperando de nosotros en éste y en otros muchos temas”. En su alocución admitió también que se han cometido errores y que a veces “nos hemos atrevido con proyectos que, después, hemos comprobado que eran demasiado grandes para la escala de ciertos municipios”. Pero dijo que ya se ha aprendido y por ello pidió actuar sobre lo que le preocupa al ciudadano; trabajar todos a una; mantener las partidas para la educación, sanidad y la innovación; dejar de atosigar a las rentas del trabajo y luchar contra la exclusión social. Un mensaje contrario a las políticas tan férreas de austeridad “como las emanadas de la troika europea”. Como colofón a su discurso se refirió a “la cordura, tesón y el empaque de todos los galardonados, para tomarlos como referentes del pasito corto y la vista larga en momentos como estos”. De forma muy especial alabó el trabajo del nuevo Hijo Predilecto de la Provincial a título póstumo, Miliki, del que reivindicó “su capacidad de reír y hacer reír, su contagiosa alegría y su optimismo desafiante como actitud ideal para levantarse cada día, porque creo de corazón que con ese talante tenemos ganado, por lo menos, la mitad del puso que nos esta echando esta crisis. Y saldremos. Entre todos, no me cabe la menor duda de que saldremos. Así deseo que ocurra”. Durante la entrega de los galardones los aplausos hacia las personas y entidades galardonadas no cesaron. Además, en un momento de la gala el protocolo se rompió con un detalle de la esposa del desaparecido Miliki, Rita, que se dirigió al público con la famosa frase de Los payasos de la tele “¿cómo están ustedes?”. Posteriormente, y en representación de todos los galardonados tomó la palabra el presidente de la Junta Provincial de Sevilla de la Asociación Española contra el Cáncer, que agradeció a la Diputación “por la honra que se pone sobre nuestro pecho”. En su alocución mencionó uno a uno a todos los reconocidos ayer y a todos dirigió palabras de elogio por su labor. “Todas las medallas de mis compañeros acumulan mucho trabajo, mucha entrega, por el bien de nuestra provincia, por una sociedad mejor, más solidaria, más emprendedora, más respetuosa en sí misma. Capaz de generar complicidad, unir a muchos de nosotros, reconociendo la grandeza de los nuestros, y así ayudarnos a que todos empujemos en la misma dirección”. En su discurso no se olvidó la labor de los suyos: el trabajo callado de los científicos que van cercando al cáncer. “La nuestra es también una medalla a la esperanza”.

  • 1