martes, 26 enero 2021
22:07
, última actualización
Economía

Los oficios tradicionales resurgen con la tecnología

Ni los ebanistas, alfareros, modistas o joyeros están desapareciendo. Sólo están cambiando. Están dando un salto de calidad y se están subiendo a las nuevas tecnologías gracias a programas como Novapyme. Más de 30.000 empresas se han beneficiado en 2008 de esta iniciativa que permite unir tradición e innovación.

el 15 sep 2009 / 19:09 h.

Ni los ebanistas, alfareros, modistas o joyeros están desapareciendo. Sólo están cambiando. Están dando un salto de calidad y se están subiendo a las nuevas tecnologías gracias a programas como Novapyme. Más de 30.000 empresas se han beneficiado en 2008 de esta iniciativa que permite unir tradición e innovación.

Conocer sus necesidades, pedir consejos y aplicarlos. Las empresas tradicionales tienen que subirse al carro de las nuevas tecnologías para seguir siendo competitivas en el mercado. A pesar de que en un primer momento tecnología y artesanía parezcan dos términos antagónicos, lo cierto es que, en los últimos años, cada vez son más las empresas tradicionales que incorporan a sus procesos productivos técnicas innovadoras y basadas en las últimas tecnologías. De hecho, muchas son las que han encontrado en ellas un medio para resurgir y diversificar sus negocios y, sobre todo, abrir nuevos nichos de mercado.

En Andalucía, este fenómeno tiene una incidencia destacada gracias a iniciativas como Novapyme, un programa de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa cuyo objetivo es precisamente ése: introducir las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en las pequeñas y medianas empresas, con preferencia en aquellos sectores tradicionales o con riesgo de encontrase en situación de brecha digital. Novapyme les ofrece una buena fórmula para saber cómo pueden beneficiarles las nuevas tecnologías e implantarlas para mejorar sus negocios.

A través de técnicos de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), se les ofrece, a quien quiera participar, un diagnóstico gratuito sobre qué servicios pueden aportarle las nuevas tecnologías existentes en el mercado para mejorar su competitividad, se les asesora y se les propone un abanico de las mejores soluciones tecnológicas. Si la empresa decide implantar alguna de las propuestas sugeridas, los técnicos le ayudan a resolver dudas, buscar los mejores proveedores, además de orientar en la búsqueda de las fórmulas de financiación pública y privada que mejor se adapten a sus necesidades.

Es el caso de la empresa sevillana de José de la Rosa, La máquina china, una editorial tradicional que ha introducido nuevas formas digitales de impresión, o Bordados Loja, de Granada, que entre sus mejoras ha incorporado la venta de sus productos on line o la facturación electrónica.

Las experiencias de éstas y de otras empresas han constatado que Novapyme ayuda a reducir costes y tiempos; mejora la atención al cliente y la calidad de los productos; aumenta su capacidad de obtener, almacenar, procesar y compartir información; y, sobre todo, amplía su base de negocio: nuevos mercados geográficos y más clientes potenciales.

La brecha digital se acorta

La situación de las nuevas tecnologías en Andalucía está cambiando. Se está avanzando. Así lo reflejan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del pasado mes de octubre, que apuntan a que las empresas andaluzas han ganado posiciones en la conexión a internet o en la utilización del correo electrónico. Y no queda ahí: por primera vez, la comunidad se ha situado por encima de la media nacional en algunos indicadores como el uso del ordenador.

Según el INE el 98,1% de las firmas andaluzas dispone de ordenador (dos puntos más que el año pasado), frente al 97,8% nacional, una cifra que desciende respecto al ejercicio anterior.

En el conjunto de España el porcentaje de empresas con acceso a internet fue del 94,9% en 2007. Aunque en Andalucía fue sólo algo menor, del 93,6%, este indicador revela que las empresas andaluzas han pisado el acelerador en el último año, porque creció dos puntos porcentuales respecto al año anterior, mientras en España se ha estancado.

En el uso del correo electrónico la convergencia es aún mayor. El número de empresas españolas que disponía de esta herramienta a enero de 2008 era del 93,3%, prácticamente sólo un punto más que Andalucía (92,2%). Y es que las sociedades andaluzas han remontado cuatro puntos en el último año, frente al punto porcentual que avanzaron las empresas a nivel nacional. Así que, el salto de la brecha digital de Andalucía respecto a España -uno de los objetivos de programas como Novapyme- está más cerca de ser una realidad.

  • 1