domingo, 20 septiembre 2020
10:37
, última actualización
Local

Los parlamentarios de la UE y latinoamérica quieren vigilar la inmigración

Quieren saber cuántos inmigrantes vienen a Europa y a qué se dedican para "superar la visión restrictiva" que limita la llegada de latinoamericanos al Viejo Continente.

el 13 may 2010 / 15:53 h.

TAGS:

El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, saluda al secretario general de la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB), Enrique Iglesias a la llegada a la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat).

La Asamblea Parlamentaria EuroLat, que reúne esta semana en Sevilla a 150 parlamentarios, la mitad del Parlamento Europeo y la mitad de las cámaras latinoamericanas, propondrá la creación de un observatorio de migraciones UE-Latinoamérica.

Así lo ha anunciado en conferencia de prensa la eurodiputada socialista María Muñiz, responsable también de las relaciones parlamentarias entre la UE y Chile, quien ha explicado que es preciso saber cuántos emigrantes latinoamericanos llegan a los países de la UE, a qué se dedican y "superar la visión restrictiva" que se centra en la directiva de retorno de inmigrantes.

La Asamblea parlamentaria que se celebra en Sevilla hasta el sábado debe acordar propuestas para presentar a la cumbre UE-Latinoamérica que se reunirá en Madrid la semana próxima, por lo que Muñiz ha dicho que es el momento de recomendar la promoción de la inmigración regular y que se busquen "más salidas que la mera expulsión" de los inmigrantes indocumentados.

Entre estas medidas, Muñiz ha enumerado el reconocimiento de títulos académicos a los latinoamericanos en el ámbito de la UE, la movilidad en los países de la UE de estos inmigrantes latinoamericanos como si fuesen ciudadanos europeos, y medidas de protección para mujeres y niños.

En el acto de apertura oficial de la Asamblea, el copresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, Luis Fernando Duque, ha asegurado que Latinoamérica "no quiere dádivas, sino oportunidades", y ha propuesto un grupo de trabajo que estudie la manera de prevenir y paliar los efectos de las catástrofes naturales como el caso reciente de Haití y Chile.

El secretario general de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Enrique Iglesias, que ha abordado los efectos de la crisis económica, ha afirmado que Latinoamérica "no es parte del origen del problema, y sí puede serlo de la solución", mientras que como prueba de la "madurez económica" de la región ha puesto que once países latinoamericanos han pasado la crisis sin entrar en recesión.

Iglesias ha recordado que el peso económico de los siete países más ricos de Latinoamérica equivale al 60% del PIB de China, ha afirmado Latinoamérica "es un gran mercado" y ha afirmado que esta región es el otro gran bloque democrático del mundo, "aún con todos sus defectos",  junto a la UE.

El copresidente de la asamblea por parte europea, José Ignacio Salafranca, ha coincidido con Iglesias al recordar que mientras el año pasado la recesión en la UE fue del 4,5%, en Latinoamérica fue del 1,8%, y que las previsiones de crecimiento para el año próximo en la UE son del 0,7% y en Latinoamérica del 4%.

Salafranca ha vaticinado que la próxima cumbre en Madrid será "más entre socios que al estilo Norte-Sur", y ha incidido en la necesidad de profundizar en la democracia y la justicia social, a la vez que comparó los 600 millones de habitantes de Latinoamérica con la población europea, reducida al 7,5 % de la mundial o con perspectivas de menguar hasta el 5% dentro de 35 años.

El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, ha dicho que la próxima Cumbre UE-Latinoamérica "será un paso irreversible en el futuro de las relaciones" entre ambas regiones, que deben igualmente reforzar la cooperación contra el narcotráfico y el tráfico de armas y personas, así como liderar la lucha contra el hambre y la pobreza.

Asmimismo, consideró "imprescindible" el afianzamiento de la  alianza estratégica entre la Unión Europea  y América Latina "para  el presente y el futuro de la humanidad porque, entre otros aspectos,  compartimos valores, principios e historia".  

  • 1