domingo, 29 noviembre 2020
05:00
, última actualización
Local

Los periodistas, en el punto de mira desde los años 90

Los periodistas y los me-dios de comunicación están en la diana contra la que ETA lanza sus amenazas desde hace años. En los años 90 salió a la luz uno de los primeros documentos en los que las intenciones de la banda se hacían evidentes. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:36 h.

TAGS:

Los periodistas y los me-dios de comunicación están en la diana contra la que ETA lanza sus amenazas desde hace años. En los años 90 salió a la luz uno de los primeros documentos en los que las intenciones de la banda se hacían evidentes. En un comunicado remitido a los medios, la clandestina Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) admitió que el posible asesinato de un periodista sería consecuencia "de esa actuación sistemática como arma de guerra que el Estado ha asignado a los medios de difusión masivos y que éstos, al parecer, gustosamente han aceptado''.

Pero, probablemente, la referencia más reciente por escrito revitalizando esta estrategia sea la recogida en los documentos de Francisco Javier López Peña, Thierry. El último comunicado hecho público por ETA mientras López Peña era el número uno de la banda mencionaba explícitamente a la EiTB. Desde 1994 hasta ahora, ETA ha ido destinando un apartado de sus boletines internos o Zutabes a los medios de comunicación. Acusaba a los medios de "alentar" la "represión de los estados amparándola y justificándola", de estar interesados en que "el conflicto perdure de manera permanente". Ayer, la organización terrorista hizo efectivas sus continuas amenazas y atacó la sede central de la Radio Televisión pública vasca, ubicada en un edificio en el que también están Antena 3, El Mundo, Marca, Expansión, Catalunya Radio y Onda Cero.

Sólo desde el año 2000, ETA ha intentado atacar en más de una treintena de ocasiones a medios de comunicación y periodistas. El 7 de mayo de ese año, un pistolero de ETA asesinó de cuatro tiros en Andoain (Guipúzcoa) al colaborador del diario El Mundo José Luis López de Lacalle, amenazado anteriormente en varias ocasiones por los violentos. En octubre del mismo año, el comando Andalucía intentó supuestamente asesinar al periodista Antonio Burgos y en diciembre el comando Barcelona preparó un atentado contra Luis del Olmo que, según fuentes de Interior, intentó perpetrar siete veces sin conseguirlo. El 15 de mayo de 2001 el periodista Gorka Landáburu sufrió la amputación del dedo pulgar de una mano y diversas heridas en la cara por la explosión de un paquete bomba y sólo unos días después un etarra asesinó de siete tiros al director financiero del Diario Vasco, Santiago Oleaga.

informar. En estas circunstancias, y tras el ataque de ayer, el colectivo ha asegurado que no cederá al chantaje terrorista. Ayer, la Asociación de Periodistas Vascos-Euskal Kazetarien Elkartea y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España afirmó que los periodistas vascos "seguirán informando", a pesar del intento de "coaccionar a las empresas periodísticas" con el atentado de ETA. "La libertad de prensa es uno de los pilares fundamentales de las sociedades democráticas, por eso los medios de comunicación suelen ser el primer objetivo de los regímenes y las organizaciones totalitarias", rezaba un comunicado.

Por su parte, el Consejo de Administración de EiTB, reunido ayer, expresó su respaldo a "todos sus profesionales y a la Dirección" del ente, a los que instó a "reafirmarse en su compromiso ético con los derechos humanos, especialmente el derecho a la vida, con las libertades, el derecho a la información y con la pluralidad existente en la sociedad vasca". Un compromiso que, según ellos, implica la labor informativa a la sociedad del País Vasco.

  • 1