sábado, 24 julio 2021
09:55
, última actualización
Cultura

Marina Heredia: "Los flamencos todavía podemos salvar los muebles"

La cantaora granadina acaba de publicar 'Marina', su tercer disco, producido por ella y distribuido por Universal. Es una mixtura de temas nuevos con cantes clásicos. Está convencida de que es el trabajo que quería hacer.

el 11 may 2010 / 19:22 h.

-¿Cómo se le ocurre meterse en una producción discográfica, corriendo con los gastos, en unos tiempos de tanta inseguridad en los mercados? El del disco está para que le hagan un rescate, como a Grecia...

-Merece la pena, porque trabajar así te da una gran libertad y eso lo compensa todo. Prefiero hacer los discos por mi cuenta y, cuando estén listos, colocarlos en un sello como Universal que tiene una infraestructura impresionante. Hay que ser valiente siempre.

-¿Qué tal sus anteriores trabajos?

-Los dos funcionaron muy bien. La verdad es quedé muy contenta con el segundo, La voz del agua, porque era un trabajo soñado por mí. Tenía muchas ganas de musicar a algunos poetas, y ahí está el resultado.

-¿Éste le ha salido redondo, como quería?

-Soy una cantaora más madura y es el disco que llevaba queriendo hacer desde hace mucho tiempo. Todo tiene su momento, y ahora era el momento de producir este trabajo.

-Por eso le ha puesto su nombre, supongo...

-Pues sí. Ahí está lo que creo que soy como artista.

-¿Se considera una cantaora con tanto tirón comercial como para vender decenas de miles de unidades de 'Marina'?

-Si el mercado del disco está mal, el del flamenco está un poquito por debajo. Lo auténtico vende siempre menos que lo comercial. Y el flamenco es un género de mucha autenticidad. No le digo más.

-¿No le apetecería dar un pelotazo, o eso ya no se lleva?

-A mí lo que me gusta es que se me valore como cantaora, porque los pelotazos, en el flamenco, confunden mucho a los aficionados; y a veces, hasta a los propios artistas.

-O sea, que no piensa en que alguna vez salte la liebre...

-Si salta, encantada; pero nunca grabo un disco buscando que guste un tema pegadizo. Apuesto por el conjunto de una obra; eso se lo aseguro de verdad.

-Le gustan más las carreras de fondo que las de velocidad.

-Por supuesto. El cante es una carrera larga, y muchas veces te llevas cantando 70 años y te vas sin pena ni gloria. Ahí está la historia, sin que haga falta darle nombres.

-Menudo homenaje le hace a Parrita. ¿Tanto le gusta?

-Hago una versión de uno de sus cantes, No me lo creo, porque adoro a Parrita. Es genial y no se le está haciendo justicia.

-Le canta por soleá a su padre, El Parrón. ¿Así es como lo siente?

-No está bien que lo diga yo, pero mi padre, dicho por mucha gente, es uno de los mejores soleaeros de este tiempo.

-¿Se siente ya madura para fajarse con esos cantes?

-Si no me sintiera madura, hecha como cantaora, le aseguro que no habría grabado en este disco por soleá y seguiriya, porque le tengo un respeto al cante.

-Tampoco ha querido dejar atrás a Granada, con tangos y fandanguillos albaycineros...

-Siempre la llevo; soy lo que soy porque nací en Granada.

-¿Por qué ha querido grabar un tema de Farruquito?

-Me dio unas alegrías, las escuché y me gustaron mucho. Son muy actuales, fresquitas. Farruquito es un artista muy sensible y ahora le gusta escribir y componer músicas.

-Y hay otros homenajes: la Paquera, el Chino, Encarnación Fernández... ¿Qué son para usted los maestros?

-Hay que tener referencias, sobre todo en un arte en el que los maestros dejan ahí sus legados. La Paquera, la Tía Paca, era ya una de mis referencias cuando yo apenas cantaba. El Chino fue un artista genial que hizo cosas increíbles, nuevas. Y Encarnación es la mujer que le dio hondura a la minera y a la levantica. No hay que olvidar a los que construyen el cante.

-¿Le beneficia o le perjudica la rivalidad con Estrella Morente?

-No creo que seamos rivales, aunque algunos nos vean así. De todas formas, ese morbillo puede ser positivo, siempre y cuando a nosotras no nos afecte ni como artistas ni como amigas.

-A Granada le viene bien porque no ha tenido grandes cantaoras.

-Creo que sí.

-¿Y para este verano?

-Algo hay por ahí. Estaré en la Bienal para presentar mi disco el 2 de octubre en el Lope. La crisis nos está afectando a todos, pero los flamencos todavía podemos salvar los muebles.

  • 1