sábado, 06 marzo 2021
23:40
, última actualización
Local

Moderno y económico

Desde las paredes te saludan Marilyn y Bogart, en el plato tapas clásicas con personalidad.

el 08 jun 2012 / 09:45 h.

TAGS:

-->-->-->

Local por el que han pasado varios negocios de hostelería y que al fin ha encontrado una estabilidad con el buen hacer de Javier Parro y José Luis Zubeldia, en septiembre hará siete años que montaron El Capricho y parece que con buen éxito de clientes. Ambos tienen relación con la hostelería desde antes, concretamente la familia de José Luis está relacionada con la Venta Pilín, todo un clásico de la hostelería sevillana. Por su parte, Javier Parro estudió hostelería en el Instituto Atenea de Mairena del Aljarafe, haciendo sus primeros pinitos en el Coímbra.

Califican su filosofía del negocio como cocina casual sevillana, en definitiva, tapas de corte clásico reinterpretadas con originales toques en la presentación. Por ejemplo, su concepto de patatas a la brava es un trozo grande de patata con un agujero en medio donde va salsa de alioli, la salsa brava se echa por encima. El mantecaíto (3 euros), es una reinterpretación del clásico montadito, envuelto en pan y coronado por una loncha de jamón deshidratada. Similar es el tratamiento del peculiar serranito, aquí como torta rellena de serranito (2,75 euros), con los mismos ingredientes del serranito clásico pero en vez de ir entre dos panes se envuelve en una torta de maíz, se acompaña con patatas fritas y salsa alioli. Otra de las atractivas tapas ideadas por Javier Parro es un queso de cabra gratinado (2,50 euros) que va con cebolla caramelizada y setas salteadas, acompañado todo por unas rebanaditas tostadas de pan.

Tanto la carta de tapas como la de vinos se han renovado, buscando variedad y buenos precios. Así en la primera, además de las preparaciones ya comentadas, nos podemos encontrar con sugerencias en ensaladas y entrantes, pescados, con un apartado especial para el bacalao, carnes y los llamados caprichos de luxe como la hamburguesa piripi (3 euros), el risotto de boletus con taquitos de jamón (2,50) o el mencionado queso gratinado. También el bacalao merece sección propia en la carta, quizás reminiscencias del jefe de cocina de su paso por el restaurante portugués Coímbra. Sus preparaciones se sirven en plato, no tapa, con presentaciones como el lomo de bacalao gratinado con piñones, el bacalao en salsa verde y langostinos, el lomo de bacalao encebollado y el bacalao con crema de queso de cabra y tacos de jamón, todos a 9 euros el plato.

La carta de vinos es suficientemente amplia y variada, con especial profusión de tintos de Rioja y Ribera de Duero, entre los primeros el Carlos Serres Crianza y el magnífico Luis Cañas; entre los riberas, los siempre fiables Protos Roble y Crianza y el clásico Pesquera. En la nueva carta se ha hecho hueco a vinos tintos andaluces como el sevillano Overo Crianza y el gaditano Barbazul. Todos los rosados tienen carbónico, que es lo que le gusta a las chicas mayoritariamente y en blancos se cumple con un verdejo, Embrunas, y, otra vez, un sevillano y un gaditano, Señorío de Heliche y Barbadillo.

El local es alegre, moderno, con varios ambientes. A un lado la barra, frente a ella el comedor con mesas que se puede compartimentar con unas divertidas cortinas de ambiente cinéfilo.

La empresa gestiona también un cercano bar de copas, el Sarau Café y la terraza del bar de la Federación Andaluza de Tenis.

Propietarios: Javier Parro y José Luis Zubeldia.
Dirección: C/ Demófilo, 5 local 10. 41020 Sevilla.
Horario: De 7 a 17 horas y de 21 horas a cierre. Sábados y domingos de 12 a 17 horas y noche habitual.
Teléfono: 954 444 693.
Precio medio tapas: 2,40/3 euros
Tinto de la casa: 1,75 euros.
Caña: 1,10 euros.

  • 1