lunes, 14 octubre 2019
03:09
, última actualización
Economía

«Nuestro objetivo es acercarle el lujo al cliente hasta la puerta de su casa»

Dirige una de las cadenas de tiendas con más solera de Sevilla. El gerente de Droguerías y Perfumerías Ana se vuelca con los barrios y dice tener los mejores productos sin necesidad de acudir a grandes superficies. Con once establecimientos, no descarta abrir más este año. Foto: G.Barrera.

el 15 sep 2009 / 22:00 h.

Dirige una de las cadenas de tiendas con más solera de Sevilla. El gerente de Droguerías y Perfumerías Ana se vuelca con los barrios y dice tener los mejores productos sin necesidad de acudir a grandes superficies. Con once establecimientos, no descarta abrir más este año.

-¿Cómo se inició su historia?

-Todo comenzó con mi madre, Ana María Amado, que fue la fundadora de la empresa en 1973. Amante de los productos de belleza, casada y madre de 7 hijos, proviene del negocio de la agricultura y la ganadería, y comenzó vendiendo al público leche recogida de su ganado. Al cabo de los años, como era de espíritu inquieto, fue cambiando la orientación de su negocio hacia la droguería y montó su primera tienda en el Cerro del Águila. La gran expansión de la empresa vino propulsada por dos motivos: su política de precios económicos y la oferta exclusiva en detergente el 22 [consistía en 3 bombos de detergente de 5 kilos cada uno al precio de 1.000 pesetas], que se mantuvo durante un largo periodo de tiempo.

-¿Y cómo se produce la evolución hasta nuestros días?

-El número de establecimientos va aumentando y se instala en los principales barrios de Sevilla y pueblos aledaños. Es entonces cuando las principales marcas de lujo toman su espacio en las tiendas, su personal se hace más profesional y los sueños de Ana comienzan a hacerse realidad. Actualmente, la cadena la componen 11 establecimientos y sus propios almacenes, y se dedica, prioritariamente, a la cosmética de lujo.

-¿Cómo beneficia al negocio su posicionamiento en los barrios?

-Nos convierte en una alternativa de compra cercana. Guarda la esencia del negocio tradicional, donde hay un trato personal con el cliente. Nuestra ventaja sobre las grandes superficies es precisamente ésa, el servicio que prestamos. Al final, nuestro objetivo es acercar el lujo al cliente hasta la puerta de su casa.

-¿Plantea llevar este concepto a otras provincias?

-De momento no, pero no lo descartamos en un futuro. Tenemos previsto abrir más perfumerías combinando nuestro concepto de precios económicos en el área de aseo personal y limpieza con una selección de firmas de alta perfumería y cosmética a precios asequibles. De hecho, vendemos cosmética de la considerada de lujo, con marcas reconocidas internacionalmente como Kanebo, Sisley o La Prairie. Y, además, hemos introducido también otras líneas de negocio dentro de los establecimientos, como tratamientos faciales y corporales. Disponemos de un equipo de cualificadas consejeras de belleza.

-¿Es la crisis una oportunidad para su negocio?

-Efectivamente, la crisis actual es una oportunidad para un negocio como el nuestro porque el regalo de un perfume o un producto cosmético se convierte en una alternativa más económica que otras opciones de regalo.

¿Cómo lleva su firma la actual coyuntura?

-Bien. En estos momentos, lo más importante es tener liquidez. Nosotros tenemos la ventaja de que no tenemos deudas con los bancos, no tenemos apalancamiento financiero, y eso es una buena cosa en una situación como la actual, porque cobramos intereses, y no al contrario.

-¿Cuáles son sus proyectos e inversiones previstas?

-Entre nuestros proyectos más inmediatos figura la apertura de otros centros de perfumería, pero siempre con nuestra particular política basada en un análisis muy exhaustivo de la zona a cubrir y con una cobertura total de gastos. Esto es porque nuestra empresa siempre opta por adquirir los locales donde opera con sus centros de perfumería e incluso adquiere otros para ponerlos en alquiler. Además, no es igual el público de Sevilla Este, más joven y que demanda determinados productos, que el de otras zonas con una media de edad mayor, como Triana.

-¿Y el negocio de la cosmética masculina?

-Es un sector claramente en auge. El hombre cada día se cuida más y principalmente alguna firmas de alta cosmética, como Biotherm o Lancome están muy especializadas en este tipo de productos. La cosmética para hombres en nuestras perfumerías supone un 30% respecto a la femenina.

-¿Se nota una bajada de la compra de ciertos productos por la crisis?

-Efectivamente. La crisis económica que vive en estos momentos nuestro país está afectando a todos los sectores y el de la perfumería también está sufriendo las consecuencias de esta terrible coyuntura. Está padeciendo, el sector en general, una contención del consumo provocada por la situación, la tendencia al ahorro y a minimizar gastos. Donde se nota más es en los productos más caros y, sobre todo, en lo que se refiere a fragancias, porque tienen un público más infiel.

  • 1