lunes, 01 marzo 2021
23:16
, última actualización
Local

Obama encarga a Clinton buscar 'un futuro con menos adversarios'

Atrás quedaron las rencillas de las primarias. "No tengo dudas de que Hillary Clinton va a ser una magnífica secretaria de Estado", dijo Obama tras anunciar los nombres que formarán parte de su gobierno. La sucesora de Rice se enfrenta a la ardua tarea de construir el futuro de un país que necesita tener "más socios y menos adversarios". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:12 h.

TAGS:

Atrás quedaron las rencillas de las primarias. "No tengo dudas de que Hillary Clinton va a ser una magnífica secretaria de Estado", dijo Obama tras anunciar los nombres que formarán parte de su gobierno. La sucesora de Rice se enfrenta a la ardua tarea de construir el futuro de un país que necesita tener "más socios y menos adversarios".

Hillary Clinton y Robert Gates, que continuará al frente de Defensa, tendrán la misión de renovar el liderazgo y reconstruir la imagen de EEUU en el mundo, así como de supervisar las guerras en Irak y Afganistán. Pese a que ambos han discrepado de las opiniones del presidente electo de EEUU en materia de defensa y seguridad, Obama aseguró que "comparten mi pragmatismo sobre el uso del poder y mi concepción sobre el papel que EEUU debe tener como líder mundial".

El presidente electo nombró al ex comandante de las fuerzas de la OTAN James Jones consejero de Seguridad Nacional. La gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, será la secretaria de Seguridad Interior. El abogado Eric Holder será el nuevo Fiscal General del Estado (equivalente a Ministro de Justicia) y Susan Rice, actual asesora de política exterior de Obama, ha sido nombrada nueva embajadora de EEUU ante la ONU. La mayoría de ellos ya han colaborado con la Administración en diversas circunstancias, principalmente durante el mandato de Bill Clinton.

No siempre han estado de acuerdo entre ellos, y el ejemplo más claro fueron las diferencias que enfrentaron a Clinton y a Obama durante las primarias demócratas. Ante la posibilidad de que este "equipo de rivales", como se ha dado en llamarlo en EEUU, se convierta más en una lucha de titanes, Obama afirmó que es "un creyente a pies juntillas en personalidades fuertes y opiniones firmes, que es como se generan las mejores decisiones" y como presidente fomentará un "debate enérgico" entre sus asesores. Sin embargo, afirmó, "el responsable de la visión general" y de fijar los objetivos del Gobierno "seré yo", y sus secretarios y asesores serán responsables de hacer cumplir esos objetivos.

En concreto, el presidente electo defendió su decisión de nombrar a su gran rival en las primarias, Hillary Clinton, como secretaria de Estado. Aseguró que su antigua adversaria es ahora una "gran amiga" con la que comparte la opinión de mantener la seguridad de EEUU mediante una combinación del poderío militar y la capacidad diplomática.

Clinton, que sucederá en el cargo a Condoleezza Rice, dijo que el mundo no puede hacer frente a problemas como el terrorismo sin EEUU, de la misma forma que EEUU no puede resolverlos sin la colaboración del resto de países. La senadora pretende "construir un futuro con más socios y menos adversarios".

Por su parte, Rice aseguró que su sucesora en el cargo "es una inspiración para mucha gente, no sólo para las mujeres" y expresó su deseo de que tenga éxito en el puesto. Rice añadió que Clinton "es alguien que tiene lo más necesario para este trabajo, un profundo amor por EEUU".

Las prioridades. Pese a que el terrorismo es una prioridad, las encuestas muestran que la mayoría de los norteamericanos están más preocupados por la mala marcha de la economía que por los asuntos de seguridad nacional. De hecho, Obama dedicó gran parte de la pasada semana a preparar su equipo económico y en presentarse a sí mismo como un líder sólido capaz de sacar a la economía estadounidense de la grave crisis en la que se encuentra.

Pero los ataques de Bombay, que se han cobrado también vidas estadounidenses, han puesto de manifiesto que Obama no podrá centrarse sólo en la economía. El vicepresidente electo, Joe Biden, advirtió durante la campaña que habría una crisis de seguridad nacional en sus primeros seis meses de mandado.

  • 1