viernes, 15 noviembre 2019
09:37
, última actualización
Local

Obama llama a los republicanos a sumarse ya a su plan económico

El nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer al Senado de su país a aprobar el plan de estímulo económico que defiende, y auguró que las "muy modestas" diferencias que separan a republicanos y demócratas no deben interponerse.

el 15 sep 2009 / 22:05 h.

TAGS:

El nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer al Senado de su país a aprobar el plan de estímulo económico que defiende, y auguró que las "muy modestas" diferencias que separan a republicanos y demócratas no deben interponerse.

El plan de estímulo, dotado con 819.000 millones de dólares (unos 640.000 millones de euros), fue aprobado la semana pasada en la Cámara de Representantes, aunque sin un solo voto republicano a favor. El Senado comenzó ayer a debatirlo. El partido en la oposición ha advertido de que si lo considera necesario para respaldarlo, le introducirá cambios profundos.

Obama ha cortejado de manera intensa a los republicanos en los últimos días para persuadirles de que respalden el plan y éste se apruebe con el apoyo de los dos partidos. Dentro de esta "ofensiva de encanto", ayer se reunió con el gobernador republicano de Vermont, Jim Douglas, uno de los integrantes de ese partido que ha salido en defensa de la medida.

Durante la reunión, el presidente estadounidense expresó su esperanza de que el proyecto de ley quede aprobado "en un par de semanas". Obama se ha fijado la meta de que llegue al Despacho Oval para su firma antes del 16 de febrero. Admitió que "aún hay diferencias entre republicanos y demócratas, entre el Congreso y la Casa Blanca" sobre la medida, pero "lo que no podemos hacer -dijo- es dejar que unas diferencias muy modestas impidan que el plan avance".

Obama considera que el plan de estímulo, que dedicará medio billón de dólares (390.400 millones de euros) a la inversión en sectores como infraestructuras o energía, y 275.000 millones (214.700 millones) a rebajas de impuestos, servirá para crear o salvar más de tres millones de empleos. Pero la oposición republicana reclama más recortes de impuestos y considera que buena parte de las inversiones previstas en el plan no servirán para crear empleo y harán poco por estimular la economía. A cambio, proponen que se implanten más medidas para ayudar al sector inmobiliario, donde comenzó la crisis que se ha extendido al resto de la economía, y para rebajar el coste de las hipotecas.

Negociación. En la reunión de ayer, Douglas se mostró de acuerdo con el presidente e indicó que es necesario aprobar el plan de estímulo, buena parte de cuyas inversiones se encauzarán a través de los estados. "Si fuera yo quien lo hubiera redactado, sería un poco diferente", declaró el gobernador, que insistió en que "en esencia, es imprescindible un plan para que la economía vuelva a ponerse en marcha".

Obama y Douglas hablaron después de que el Departamento de Comercio informase de que el gasto de los consumidores se contrajo en diciembre por sexto mes consecutivo, un 1%.

  • 1