miércoles, 30 septiembre 2020
04:30
, última actualización
Local

"Pese a la crisis hay que seguir con la promoción del golf"

Directora del Real Club de Golf de Sevilla. Las instalaciones sevillanas se preparan para acoger a las cerca de 40.000 personas que verán el Open de España.

el 14 abr 2012 / 20:09 h.

TAGS:

Claudia Hernández en su campo de golf.
-¿Cómo llegó al golf?
-Es un tema familiar. Yo estaba estudiando en Alemania cuando me llamó mi padre un día y me dijo: "nos hemos quedado con un campo de golf". De eso hace ya 20 años. No teníamos nada que ver con el mundo del golf [venimos de la agricultura], pero una vez que metimos cabeza se decidió que íbamos a hacer el mejor campo de España. Lo que sí teníamos como mentalidad empresarial es la calidad, calidad y calidad. De ahí surgió la política de celebración de grandes eventos que nos permiten tener calidad y repercusión internacional.

-¿Habéis conseguido 20 años después esos objetivos?

-Yo creo que sí. Hay campos muy buenos en España y también muy malos. Valderrama es el que tiene el cartel del primero porque verdaderamente es el que tiene un currículum impresionante y un cuidado exquisito.

-¿Cuál es el fuerte del suyo?
-El mantenimiento, el diseño, las instalaciones tan completas y la ciudad de Sevilla. Tenemos una suerte que no tienen otros: la ubicación. Una ciudad como ésta y un campo de este nivel no lo hay ni en Europa ni en ningún lado.

-Y después de la reconversión industrial que hizo su familia...
-Esto sigue siendo un hobby.

-¿Sí?
-Bueno, es que el negocio del golf es muy complicado. Funcionan los campos de turistas, los de hoteles. Éste es más difícil. Por eso nuestro retorno después del esfuerzo que hacemos es el prestigio mundial que obtenemos gracias a los grandes eventos. No es un campo mantenido para socios y vecinos. Nos valoran en todo el mundo gracias a los jugadores que han venido aquí a jugar.

-Vamos con los estereotipos: Sevilla es fútbol y a muy pocos les interesa jugar al golf.
-Hay clientes para todo. El golf es súper entretenido. La gente que lo conoce sabe que engancha. Y este club no es solo un campo de golf. Tenemos nueve pistas de tenis, catorce pistas de padel, dos pistas de squark, tres gimnasios, cinco piscinas... Es un club deportivo y social. Somos el único campo de Andalucía que en el último año ha incrementado las licencias de golf.

-Segundo estereotipo: este deporte es de élites.
-Menos que la vela, menos que el caballo... Y fíjese la cantidad de gente que monta a caballo en Sevilla. Necesitas un equipo que te puede costar lo mismo que el de cualquier otro deporte. Lo que sí es verdad es que los campos de golf cuesta mucho dinero mantenerlos. Esto conlleva para los socios una cuota mensual de entre 100 y 200 euros. Pero hay gimnasios que valen eso. Se están abriendo muchos campos públicos que eso es lo que verdaderamente necesita España. En Andalucía hacen falta muchos más.

-Tercer estereotipo: es un deporte aburrido.
-A mí me parece divertido porque te pasas cinco horas paseando por el campo, haciendo ejercicio, pudiendo disfrutar con los que vas, charlando... No solo es muy entretenido, sino que se hacen negocios, se puede jugar en familia, distintos sexos, distintas edades...

-Hacía alusión a que mantener un campo de golf requiere esfuerzo y muchos recursos económicos. Pero también naturales, sobre todo, agua. ¿Cómo se explica que en una tierra donde hay déficit de agua haya campos de golf? Esto debe ser una pelea con el ecologismo.
-De pelea ninguna. Me encantaría que vinieran al campo todos los ecologistas del mundo y vieran cómo gestionamos el agua. Mire: 70 hectáreas de golf requieren diez veces menos agua que 70 hectáreas de agricultura. Y estamos obligan a regar con agua reciclada. Además, un campo de regadío del mismo volumen que un campo de golf genera seis puestos de trabajo. Nosotros un centenar de empleos directos. Por favor...

-¿Por qué esta mala fama?
-A la gente le gusta escandalizar. Claro que necesitamos agua, como todo. Pero generamos empleo, ingresos por turismo... Fíjese qué barbaridad ir en contra de aquello que te está generando tantos beneficios. En lo que tienen razón a la hora de criticar es en los campos de golf que se han hecho en zonas naturales, aprovechando los temas inmobiliarios... No es nuestro caso ni el de la mayoría. En el tema del agua desde luego no debería haber críticas. Tenemos los sistemas de control y las estaciones meteorológicas más punteras del mundo. Si mañana llueve, mi sistema se para de inmediato.

-Pues para la próxima Semana Santa mejor que llamar a la Aemet que llamen al club de golf para preguntar.
-Totalmente. Yo decía: ¿pero esta gente dónde pregunta?

-¿Hay demanda en España para 300 campos de golf?
-En Madrid faltan. Hay más federados que la capacidad que tienen para dar servicio. En Andalucía es donde hay más campos de golf pero porque recibe turismo.

-¿Qué pasó con el decreto de campos de golf de la Junta?
-Me pareció loable el intento de regular que cualquiera hiciera un campo de golf. Lo que pasa es que dentro del texto había cosas que no terminaban de gustar. Por ejemplo, tenían ventajas los clubes que se estipularan como turísticos frente a los clubes sociales. No me parecían cosas razonables. Pero con la crisis, el decreto se quedó parado porque no ha venido nadie interesado en hacer un campo de golf.

-¿El suyo tiene el tamaño justo?
-Tenemos un campo estupendo. Contamos con lo necesario para atender a socios y turistas.

-¿No se quedan pequeños para las necesidades internacionales?
-No, no. Para los grandes eventos tenemos muy buenas instalaciones complementarias para ubicar a socios, público, jugadores, familiares, organizadores, patrocinadores, vips... A parte de un campo de competición donde cabe el público de sobra, hay un parking para 5.000 plazas en la puerta del club que pocos campos en Andalucía lo tienen. Y luego la ciudad de Sevilla. Para los grandes eventos internacionales cumplimos con creces.

-¿Cuánta gente se espera para el Open de España?
-Lo máximo que hemos acogido son 50.000 personas de público en la Copa del Mundo. En los Open de España solemos acoger a unas 40.000. Sevilla tiene una cosa muy buena: el público siempre responde hagas lo que hagas... Eso lo esperan los jugadores y es vital para la televisión. El Open se retransmite en más de 500 millones de hogares de 90 países. La repercusión mediática es brutal. Para esos días el cielo tiene que estar azul y que se vea que los jugadores están en manga corta. Estamos vendiendo Sevilla y Andalucía.

-¿Cómo es la sintonía con las administraciones?

-La Junta de Andalucía siempre, hasta ahora, ha apoyado el golf porque son conscientes del beneficio que trae el turismo de golf. Hace poco me decía el consejero de Turismo que cómo le pueden criticar por hacer una campaña de promoción cuando por ese dinero se ingresan cientos de miles de millones. Pese a la crisis, tenemos que seguir cuidando la promoción.

  • 1