miércoles, 01 abril 2020
19:00
, última actualización
Local

Planas recalca que la Junta sólo evaluará el dragado tras la decisión estatal

Hace hincapié en que "han tenido diez años para presentar el proyecto y ahora parece que les han entrado las prisas".

el 07 jun 2013 / 12:29 h.

TAGS:

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de  Andalucía, Luis Planas, se ha pronunciado sobre el trámite que debe  pasar el proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir  promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla, recalcando en este  sentido que la administración autonómica sólo evaluará la iniciativa  después de que el Estado decida sobre el ajuste de la misma a la  Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y la vigencia o no de ésta,  así como de que se produzca el dictamen científico al respecto. 120111_fot_dragado_rio_buena_diaAnte la afirmación de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente de  que es necesario el apoyo de la Junta al ostentar la misma  competencias en la materia, Planas ha explicado a Europa Press que la  validación de la intervención es un proceso por fases, la primera de  las cuales consiste en el "imprescindible" paso de que el Puerto  elabore y presente el nuevo proyecto ante la administración central,  lo que se ha cumplimentado esta misma semana. A partir de ahí, ha manifestado el responsable autonómico, el  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tendrá que  examinar, en primer lugar, si el proyecto se ajusta a la DIA de 2003,  "que señalaba una serie de condicionantes a los que debe someterse,  en particular la condición octava sobre la defensa de las márgenes  del Guadalquivir". Una vez que se haya examinado la iniciativa, el Ministerio debe  dilucidar si la actual DIA está vigente o es necesario emitir una  nueva, según Planas, que ha recordado que el proyecto también debe  someterse al dictamen de la comisión científica para el estudio de  las afecciones del dragado sobre el cauce fluvial, "que hay que  recordar que ya desaconsejó en noviembre de 2010 la realización del  mismo al repercutir negativamente en la dinámica, morfología y  biodiversidad del estuario y de Doñana". "Sólo cuando estos trámites se hayan cumplido, llegará el momento,  según marca la legislación, para que se pronuncie la Consejería, que  debe emitir los informes preceptivos de impacto ambiental y, en su  caso, la correspondiente autorización ambiental", ha indicado el  consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Así las cosas, Planas ha aseverado que la comunidad autónoma  andaluza va a "exigir" el cumplimiento de todas las condiciones de la  DIA de forma previa al dragado, así como cumplir las recomendaciones  de la comisión científica. El proyecto, asimismo, "requiere ser  participado e informado por el Consejo de Participación de Doñana",  ha recalcado. El consejero, que ha hecho hincapié en que el dragado debe ser un  proyecto "serio" y "riguroso", ha vuelto a insistir en que "éste no  es un tema maniqueo de estar a favor o en contra", sino que en el  mismo "hay que ver las condiciones medioambientales y las  consecuencias para el estuario y márgenes del Guadalquivir, que  tienen una situación de fragilidad que preocupa a mucha gente, así  como a la propia posición de Doñana por la biodiversidad de flora y  fauna". Al financiarse la acción con fondos europeos, ha agregado, es  necesaria una declaración específica de no afección a la Red Natura  2000. Por otro lado, y ante la posibilidad de que los trámites a  cumplir puedan poner en peligro el costeo del proyecto con este  dinero, Planas ha afirmado que la evaluación de este aspecto  corresponde a los promotores y que, en cualquier caso, "han tenido  diez años para presentarlo, me extraña un poco que sufra tan súbita  aceleración, ahora parece que les han entrado las prisas, que son  malas consejeras". "Cuando está por medio la financiación de Europa,  la Comisión Europea es muy rigurosa en cuanto al cumplimiento de las  condiciones correspondientes", ha apostillado.

  • 1