jueves, 12 diciembre 2019
19:57
, última actualización
Local

Preocupación empresarial y sindical por el revés al A400M

Fedeme dice que es “muy negativo” que se “titubee” con el programa mientras CCOO y UGT alertan del efecto sobre el empleo.

el 24 may 2013 / 23:05 h.

TAGS:

El avión número dos despegó por primera vez de San Pablo el pasado 8 de abril. El A400M está llamado a tirar de la economía sevillana. El anuncio hecho el jueves por el Ministerio de Defensa de que renunciaba a la mitad de sus A400M, el avión de transporte militar que se monta en la planta de San Pablo ha caído como un jarro de agua fría sobre empresarios y sindicatos, ya que el aeronáutico es uno de los sectores llamados a tirar del carro de la economía sevillana en los próximos años. Así, el presidente de la patronal del metal Fedeme, Eusebio Gallego, consideró ayer “muy negativo” que se “titubee” con el programa del A400M porque “cuesta mucho esfuerzo levantar y mantener la industria y si se cae, reactivarla es muy difícil”. En declaraciones a Europa Press, Gallego señaló que, además, “no es el momento” de que el Ministerio de Defensa anuncie estos “recortes” teniendo en cuenta que se acaba de clausurar el Encuentro Mundial de proveedores del A400M, que se ha celebrado en Sevilla en los dos últimos días. De esta manera, el patrono sevillano reclamó a las autoridades que se siga por la línea que estaba marcada “y se evite recortar” teniendo en cuenta que “toda inversión que se haga en el sector se recupera con creces”. “Necesitamos una apuesta decidida en este sector, que enriquece y tira de otros sectores”, dijo. Mientras tanto, los sindicatos CCOO y UGT en Andalucía mostraron su preocupación por el anuncio de Defensa. Así, la Federación de Industria de CCOO-A consideró “muy negativas” las decisiones del Ministerio en relación a la “reducción” de gasto, que “en realidad es una reducción de inversiones en la industria de defensa que tendrá efectos muy negativos en el empleo industrial de Andalucía”. El responsable de Industria en CCOO-A, Enrique Jiménez, indicó que la reducción de pedidos del A400M, de los Pizarro o la de los BAM, pueden tener “un efecto devastador” en el empleo industrial en una comunidad como Andalucía con una tasa de desempleo “ya insoportable” y viene a poner “arena en los engranajes” del desarrollo industrial de Andalucía. El secretario general de MCA-UGT-A, Manuel Jiménez, también mostró su preocupación porque afecta “de lleno” a Andalucía. Señaló que, en el caso del A400M, al negociar un calendario de pago “más suave” y vender los aviones que el Gobierno entiende que le sobra, el impacto en el empleo será “menor”. El alcalde, Juan Ignacio Zoido, se mostró mas optimista al asegurar que no existen “nubes negras” y que la producción aeronáutica en la ciudad está garantizada. “Lo que hay que hacer es reajustar la cartera de pedidos y las entregas a las posibilidades q tiene cada país”, recalcó. Y es que España, que recibirá su primer A400M en enero de 2016, anunció el jueves que de los 27 encargos comprometidos tan solo se quedará con catorce aviones, mientras que los trece restantes –que el Gobierno no puede cancelar por contrato– los adquirirá en su versión más básica, esto es, sin equipamientos ni configuración añadida, lo que le supondrá un ahorro de 800 millones a descontar de una factura total de 5.819 millones.

  • 1