miércoles, 20 noviembre 2019
04:10
, última actualización
Local

Promotoras y telefónicas acaparan la desconfianza de los consumidores

Promotoras e inmobiliarias, junto a las telefónicas, generan gran desconfianza en los consumidores. Las compañías de teléfono acaparan la mayoría de las quejas, por lo que existe una junta arbitral de consumo especializada en la resolución extrajudicial de conflictos con ellas. La Consejería de Salud creará otra para vivienda.

el 16 sep 2009 / 07:04 h.

TAGS:

Promotoras e inmobiliarias, junto a las telefónicas, generan gran desconfianza en los consumidores. Las compañías de teléfono acaparan la mayoría de las quejas, por lo que existe una junta arbitral de consumo especializada en la resolución extrajudicial de conflictos con ellas. La Consejería de Salud creará otra para vivienda.

Desperfectos en la construcción, calidades peores a las contratadas y dinero perdido si la crisis lleva a la promotora a la quiebra antes de terminar. Son los principales conflictos que genera el sector de la vivienda. Pero mientras con las telefónicas los consumidores no se callan, el nivel de desconfianza de los usuarios con promotoras e inmobiliarias no se traduce en que el sector acapare conflictos y quejas. Un conformismo que, en conjunto, es generalizado entre los andaluces. Aunque ante un problema el 87% acude personalmente a la empresa o tienda y casi la mitad de los casos se resuelven así, los que no lo consiguen desisten de continuar reclamando en el 64% de los conflictos.

Ante la mayor desconfianza en el sector de la vivienda revelada por el barómetro de consumo 2008 -realizado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados a partir de 1.200 encuestas y presentado ayer-, la consejera de Salud María Jesús Montero, anunció la creación de una junta arbitral de consumo especializada como las ya existentes para telefonía y servicios generales. Es una vía de resolución extrajudicial de conflictos gratuita para el ciudadano pero voluntaria para las empresas, en la que la administración contacta con la empresa y las partes se avienen a cumplir lo dictado por un árbitro ajeno.

El problema, reconoció Montero, es que las juntas arbitrales son poco conocidos y el último recurso al que acuden los consumidores, muy por detrás de las oficinas municipales y las asociaciones, por lo que señaló que se hará una campaña de difusión.

Según el barómetro, el 77% de los consumidores afirma no haber tenido ningún problema y el 80% sabe que existe la hoja de reclamaciones, pero ahí terminan los conocimientos de sus derechos ya que en una escala del 0 al 10, los encuestados sitúan su nivel de información en un 4,45.

A la hora de elegir un producto, los andaluces se guían sobre todo por el precio y su experiencia y menos por la publicidad, y aún prefieren comprar en su supermercado de barrio que en los centros comerciales e internet. Las marcas blancas y las denominaciones de origen generan confianza frente a la comida rápida y los precocinados.

  • 1