miércoles, 02 diciembre 2020
04:46
, última actualización
Local

Renfe estrena un nuevo AVE que une Sevilla y Barcelona en cinco horas y 45 minutos

Se estrenó. Y lo hizo a pesar del temporal y de la limitación de velocidad, que lo retrasó 45 minutos sobre el horario previsto. No obstante, con o sin incidencias, lo cierto es que el nuevo AVE vuelve a romper la barrera de las distancias uniendo Sevilla y Barcelona.

el 15 sep 2009 / 20:58 h.

TAGS:

Se estrenó. Y lo hizo a pesar del temporal y de la limitación de velocidad, que lo retrasó 45 minutos sobre el horario previsto. No obstante, con o sin incidencias, lo cierto es que el nuevo AVE vuelve a romper la barrera de las distancias uniendo Sevilla y Barcelona en un tiempo récord por tierra: cinco horas y 45 minutos.

Salvando el retraso causado por el temporal de nieve, desde ayer la capital hispalense y la ciudad condal están más cerca. Cinco horas y 45 minutos es el tiempo mínimo que separa a ambas por tierra. El estreno de los nuevos trenes AVE directos entre Sevilla y Barcelona ahorra casi una hora el tiempo anterior manteniendo el coste y aumentando la comodidad. Aunque el de ayer, día del estreno, no fue la mejor muestra.

La intensa nevada que ha asolado la zona centro del país obligó a que el nuevo tren fuera a la mitad de su velocidad, 160 kilómetros por hora, en el tramo entre Lérida y Madrid, zonas en las que la nieve era muy densa y ocupaba buena parte de las vías. El compromiso de puntualidad de la alta velocidad ferroviaria tenía en esta ocasión excepción: la seguridad de los viajeros.

El tren debía llegar a Sevilla a las 13.52 y lo hizo a las 14.37 horas. A pesar de ello, la de ayer fue una situación extraordinaria. En cuanto las condiciones climatológicas mejoren, el recorrido será el de menor tiempo por tierra de la historia. El nuevo ramal creado por ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) permite hacer el recorrido entre Sevilla y Barcelona sin tener que parar en la estación madrileña de Atocha, lo que ahorra casi una hora (50 minutos) con respecto al trayecto de los trenes anteriores.

El nuevo servicio arranca con dos trenes al día: uno de ida, por la mañana, de Barcelona a Sevilla -con salida a las 8.15 y llegada a las 13.52-, y otro de vuelta, por la tarde, Sevilla-Barcelona -con salida a las 16.00 y llegada a las 21.39-. Los dos recorren los 1.120 kilómetros que separan ambas ciudades en cinco horas y 45 minutos.

A las 8.15 de la mañana salía ayer la primera línea de la estación barcelonesa de Sants. La inauguraban los 166 pasajeros que se subían en algún momento del trayecto -entre ellos los miembros del CAI Zaragoza de Baloncesto, primeros deportistas en probar el trayecto, o el presentador y comentarista de copla Hilario López Millán-. Muchos se subían con la alegría y la tranquilidad de llegar antes -si la nieve no hacía de las suyas- y otros con la sorpresa de encontrarse con un camino más corto.

"Es estupendo, me había enterado por la radio y la tele de que iba a tardar menos y no dudé en sacarme este billete". Miquel ha de viajar de Barcelona a Sevilla unas dos veces a la semana por temas de trabajo. A veces debe quedarse en Sevilla a dormir porque no le da tiempo a volver. Ayer, esta rutina cambió. "Con este AVE podré volverme a Barcelona en el mismo día porque me ahorro un tiempo muy valioso". O Manuel, que aún pensaba que el tren tardaría "más de seis horas en llegar" y se llevó la sorpresa.

Aunque el de ayer fue un estreno singular, los pasajeros acogían la buena nueva con los brazos abierto. "Antes teníamos que coger maletas en Madrid, bajar, cambiar de tren, etc., y era muy incómodo", explica Eugenia, otra pasajera.

Por si fuera poco, el nuevo AVE sin parada en Madrid no ha incrementado el precio del billete, como explicaba antes del primer viaje el responsable de servicios transversales del AVE, Félix Martín. El que quiera un viaje de ida a Barcelona en clase turista tendrá que abonar 132,50 euros, aunque si se atiene a algunas de las promociones, el billete más barato "puede salirle por sólo 53 euros". Martín también apuntó que el público al que se dirige este AVE "no es, en su mayoría, el que lo coge por temas de trabajo, sino el que realiza viajes de ocio o para ver a familiares". Sea para lo que fuere, Barcelona y Sevilla, por tierra, ya están más cerca que nunca.

  • 1