sábado, 18 septiembre 2021
05:00
, última actualización
Cofradías

Seis peregrinos geniales

Siete hermandades financian el sueño de media docena de personas con discapacidad intelectual de hacer el camino de Santiago.

el 11 feb 2014 / 09:20 h.

TAGS:

peregrinos-discapacitadosHace meses que vienen entrenándose y realizando rutas a pie por Sevilla de varios kilómeros de distancia para aclimatarse al duro y exigente ejercicio físico que les espera a partir de mayo. Siete hermandades sevillanas han unido sus esfuerzos para hacer realidad el sueño de seis personas con discapacidad intelectual integradas en la Asociación Niños con Amor: realizar a pie el Camino de Santiago en una demostración de que también ellos pueden realizar cualquier meta que se propongan. Acompañados de tres monitores de la asociación, los seis héroes que realizarán este viaje, elegidos por su capacidad de autonomía, viajarán el 20 de mayo a bordo de una furgoneta de nueve plazas desde Sevilla hasta la localidad de Barbadelo, en Lugo, punto de partida de un camino, en siete etapas, que les llevará hasta la Catedral de Santiago de Compostela después de hacer escala en enclaves como Portomarin, Ligonde, Palas de Rei, Arzua, Arco do Pino o el célebre Monte de Gozo. Para llevar a cabo este gratificante sueño, la Fundación Faaldid-Niños con Amor (Fundación de Ayuda Laboral y Docente para la Integración del Discapacitado) decidió apelar a la generosidad de siete hermandades sevillanas con el fin de cubrir las necesidades económicas de un proyecto que bautizaron con el nombre de Camino de Santiago. Rompiendo barreras, ¿y por qué no? Incluyendo el transporte y el alojamiento a lo largo del viaje en albergues en pensión completa para los seis arrojados peregrinos y sus monitores, el proyecto requería una inversión de 3.000 euros. Así que a sus promotores se les ocurrió llamar a la puerta de algunas hermandades que ya colaboran con la asociación, caso de Pasión, o bien con las que mantienen algún grado de cercanía para proponerles que apadrinaran cada una de las siete etapas del camino. Sin pensarlo dos veces, las hermandades de la Estrella, la Cena, la Amargura, San José Obrero, Pasión, la Quinta Angustia y las Penas de San Vicente aportaron cada una 300 euros para contribuir a financiar el proyecto. «Sólo podemos tener palabras de agradecimiento a las hermandades, que han acogido el proyecto con mucho agrado. Gracias a Dios nadie no cerró la puerta. Es más, en algunas hermandades les ha entusiasmado tanto la idea que ellas mimas se encargaron de abrirnos las puertas de otras hermandades vecinas», relata David Cereceto, integrante de la Asociación Niños con Amor. De este modo, cada una de las hermandades patrocinará una de las siete etapas en las que se ha dividido el camino. A cambio, los protagonistas de esta aventura lucirán ese día algún distintivo de la hermandad que apadrine la etapa. Pero las necesidades de financiación no terminaban ahí. A los seis esforzados héroes de la ruta, con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, también hay que equiparlos para esta aventura. Seis botas de montaña, seis sacos de dormir, seis chubasqueros, 12 calcetines sin costuras, seis mochilas, seis forros polares... «Los chavales que harán el camino pertenecen a barrios obreros. Algunos de ellos viven sin sus padres, con familiares cercanos, y otros con padres en situación de desempleo o cobrando bajas pensiones». Para financiar la compra de este material, valorado en 500 euros, la Fundación Niños son Amor decidió compartir su proyecto en una plataforma en internet que posibilita las microdonaciones. Y el pasado mes de enero ya consiguieron hacer realidad su proyecto recaudando 580 euros. El objetivo de Camino de Santiago. Rompiendo barreras ¿y por qué no? no es otro que el de «brindarle a las personas con discapacidad intelectual la oportunidad de hacer una actividad diferente y a la vez normalizadora», se insiste desde la Asociación Niños con Amor, que comenzó su andadura en 1995 para dar respuesta laboral, personal y social a Personas con Discapacidad Intelectual (PDI) en edad adulta. Amén de compartir vivencias con otros peregrinos, estos seis chavales disfrutarán de un entorno saludable y podrán conocer lugares nuevos y ampliar sus conocimientos culturales, a la par que demostrarse a sí mismos su capacidad de esfuerzo y de superación ante nuevos retos. El próximo lunes los peregrinos de la Fundación Niños con Amor compartirán una jornada de convivencia con las hermandades que se han unido para patrocinar su aventura para agradecerles el esfuerzo realizado. Los seis preparan con ilusión sus equipajes y siguen entrenándose haciendo caminatas para hacer realidad su sueño.

  • 1