lunes, 28 septiembre 2020
12:08
, última actualización
Economía

Sol sevillano en Nevada

El grupo Mara, ubicado en La Rinconada, ha terminado el montaje de una planta termosolar en el desierto de Nevada, con 10.300 heliostatos y una inversión de más de 7 millones de euros.

el 22 abr 2014 / 23:05 h.

TAGS:

CRESCENT DUNES AERIAL

El sol del desierto de Nevada también se convertirá en energía gracias a tecnología andaluza: el grupo Mara, radicado en el municipio sevillano de La Rinconada, ha sido el responsable del ensamblaje y montaje de las más de 10.000 placas solares o heliostatos de la nueva central termosolar Crescent Dunes en Tonopah, en el estado norteamericano de Nevada, que proporcionará energía limpia a más de 75.000 hogares y que ha contado con un presupuesto de casi 10 millones de dólares –7,2 millones de euros–. El proyecto completo ha exigido construir una planta con una torre de 165 metros de altura y 110 megavatios en el desierto de Tonopah, con el montaje de 10.370 paneles solares situados de forma circular en torno a la torre central, según informó ayer esta empresa familiar, fundada en 2006 y que el año pasado facturó 31 millones de euros. Los trabajos, realizados por la filial del grupo Proimtu MMI, han implicado la gestión «en su totalidad del personal y la maquinaria empleada, aprovechando la amplia experiencia adquirida en los últimos años en el desarrollo de este tipo de instalaciones y aportando un total de 15 ingenieros y supervisores, tanto españoles como estadounidenses». El grupo cuenta con unos 600 empleados, que refuerza con contratos locales a la hora de ejecutar sus proyectos internacionales, según detalló su responsable de Comunicación, Miguel Ruiz-Castillo. La firma sevillana explicó que ha «minimizado el plazo de ejecución al estructurar tres turnos de trabajo» que han abarcado las 24 horas diarias, de lunes a viernes, «consiguiendo el mayor rendimiento» para el proyecto pese a haber tenido que hacer frente a «condiciones meteorológicas muy adversas, debido a las diferentes condiciones del viento, a las oscilaciones de temperatura de entre -17 y 35 grados centígrados, y teniendo en cuenta que el proyecto se ha ejecutado a 1.900 metros de altura en el desierto». El de Nevada es uno de los tres proyectos de la corporación en Estados Unidos a través de Proimtu MMI, una de sus cinco filiales, con la que la compañía también está desarrollando otra central termosolar en Mojave, California, y un proyecto de asistencia técnica en Arizona. En Sudáfrica, la empresa está realizando los trabajos de montaje de heliostatos del campo solar de KHI Solar One en Upington y el montaje de tuberías y equipos del Bloque Sur de la Isla de Potencia y del montaje del campo solar de la planta KAxU en Poffader, y ultima nuevos encargos en Chile y Centroamérica. El grupo Mara, cuyo consejero delegado es Juan Antonio Martínez Cano, «nació a nivel local pero con la crisis se enfrentó a un parón en los proyectos de sus áreas de negocio, la industrial, las energías renovables y la termosolar, que lo obligaron a decidir entre replegarse o apostar por crecer en el extranjero mediante la internacionalización, que es lo que finalmente se ha hecho», explicó Ruiz-Castillo, que destacó «el aval que ha supuesto nuestra capacidad técnica y de gestión, gracias a una estricta política de seguridad laboral y al cumplimiento puntual de los plazos de ejecución».

  • 1