miércoles, 30 septiembre 2020
04:30
, última actualización
Economía

Tatay dice que no hubo estafa en la venta de Pickman

El empresario valenciano Enrique Tatay negó haber estafado al comprador de la empresa Pickman La Cartuja en 1997 y aseguró que el negocio era "perfectamente viable" pero lo vendió debido a que ingresó en prisión "sorpresivamente" y no pudo seguir en él.

el 15 sep 2009 / 21:49 h.

El empresario valenciano Enrique Tatay negó haber estafado al comprador de la empresa Pickman La Cartuja en 1997 y aseguró que el negocio era "perfectamente viable" pero lo vendió debido a que ingresó en prisión "sorpresivamente" y no pudo seguir en él.

La Audiencia de Sevilla inició ayer martes el juicio contra Tatay, que en los años 90 fue presidente de la Asociación Valenciana de Jóvenes Empresarios y que ahora se enfrenta a una petición de 43 años de cárcel por parte del empresario I.J.C. por supuesta estafa, delito societario y apropiación indebida.

Tatay, que cumple en la cárcel de Picasent varias condenas, declaró a los jueces que no engañó al comprador sobre la situación real de la empresa, ya que "el balance y la cuenta de resultados que se incorporaron a la escritura eran ciertos". Tras la venta a I.J.C., este empresario presentó suspensión de pagos y posteriormente Pickman pasó al empresario asturiano Álvaro Ruiz de Alda y al sevillano Emilio Portes, su actual titular. Tatay aseguró a los jueces que en 1994, cuando compró Pickman, la empresa venía del Grupo Rumasa y "estaba en situación real de quiebra", por lo que afirmó que contribuyó a sanearla.

  • 1