jueves, 21 enero 2021
22:26
, última actualización
Local

Tratamientos con cerebro y corazón

Más precisión y menos riesgos. La resonancia intraoperatoria que la clínica Sagrado Corazón acaba de incorporar para tratar tumores cerebrales ha vuelto a poner a Sevilla a la cabeza de la técnica en España. La inversión, 1,3 millones, ha merecido la pena. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 20:01 h.

TAGS:

Más precisión y menos riesgos. La resonancia intraoperatoria que la clínica Sagrado Corazón acaba de incorporar para tratar tumores cerebrales ha vuelto a poner a Sevilla a la cabeza de la técnica en España. La inversión, 1,3 millones, ha merecido la pena. Ocho sevillanos ya lo han probado con todos los éxitos.

El cerebro en tres dimensiones y, además, en tiempo real durante una operación. Unos 90 pacientes al año con tumores cerebrales podrán beneficiarse de esta nueva herramienta que acaba de incorporar la clínica Sagrado Corazón a su equipo quirúrgico. Se trata de la primera resonancia magnética intraoperatoria -dentro de un quirófano- de España. Las ventajas, como apuntó en su presentación el doctor Francisco Trujillo Madroñal, jefe del Servicio de Neurocirugía de la clínica, "son claras y justifican la elevada inversión de 1,3 millones de euros en adquirir e instalar la tecnología". La nueva resonancia permite fotografiar o captar el cerebro durante una intervención quirúrgica de extracción de tumores cerebrales. Esta herramienta se une a la que incorporaron hace ya algún tiempo: un navegador que funciona como guía al cirujano.

Para los profesionales en neurocirugía la unión de ambas técnicas es "esencial y supone un avance muy importante". Les permite tener mayor precisión al extraer el tumor cerebral, pues puede ver en las imágenes si se deja algún resto o no, y menores riesgos, porque puede dirigir sus herramientas quirúrgicas y evitar las partes del cerebro más delicadas. "Las secuelas en los pacientes son menores". Y lo que es más importante, se reduce de un 35 a un 60% -según el tumor- las reintervenciones. "Se evita que los pacientes tengan que pasar dos veces por quirófano en una operación tan delicada", explicaba el neurocirujano Manuel Montero Elena.

Además también permite saber en tiempo real -durante la operación- si el paciente va a necesitar otro tipo de técnicas como la radioterapia, algo que, de otra forma tardaría meses en saberse. Y no sólo eso. "Realiza la resonancia magnética en siete minutos sin el riesgo de tener que desplazar al paciente ni esperar las dos horas que se tarda en realizarla". Durante la operación se realizan tantas resonancias como imágenes se necesiten de cada momento: "lo habitual son dos o tres, pero podemos hacer hasta seis en una misma operación". Todo para conocer al detalle el estado del cerebro del paciente.

Primeros resultados. Desde que se pusiera en marcha esta tecnología en la clínica, y sin haber presentado oficialmente aún la nueva resonancia, ya han sido nueve las personas las que han solicitado ser operadas con ella. "Todas han tenido unos resultados excelentes, sin requerir ninguna reintervención, destacó el doctor Montero. De ellos, uno de los pacientes era extranjero y el resto, sevillanos. "Hemos tenido una acogida excelente".

Pero no todos los pacientes con tumores cerebrales son diana de esta novedosa herramienta. "Son aquellos pacientes con tumores menos definidos los que más se benefician de la resonancia", unos 90 al año.

  • 1