sábado, 19 octubre 2019
21:48
, última actualización
Local

UGT pide 52 años a diez imputados por la A-7

El sindicato UGT, personado como acusación particular en la causa por el accidente laboral de la A-7, ha solicitado un total de 52 años y medio de cárcel para diez de los doce imputados por la juez en este suceso, que costó la vida en 2005 a seis obreros.

el 15 sep 2009 / 22:10 h.

TAGS:

El sindicato UGT, personado como acusación particular en la causa por el accidente laboral de la A-7, ha solicitado un total de 52 años y medio de cárcel para diez de los doce imputados por la juez en este suceso, que costó la vida en 2005 a seis obreros que trabajaban en la autovía a su paso por Almuñécar.

En su escrito de acusación, presentado ante el Juzgado de Instrucción 2 de Almuñécar, el sindicato sostiene que los acusados pudieron cometer seis delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones imprudentes y otros nueve contra la seguridad e higiene en el trabajo, informó ayer el secretario provincial del área de construcción de la UGT, Francisco Ruiz Ruano. Por eso reclama 45 años de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, así como 146.000 euros de multa para todos ellos.

Los dos imputados por la juez que UGT no incluye en su escrito de acusación son Juan Francisco Martín Enciso, jefe de Demarcación de Carreteras del Estado de Andalucía Oriental, dependiente del Ministerio de Fomento, y Pablo Jiménez Barreda, ingeniero director el Proyecto de Ejecución del tramo Herradura-Taramay de la A-7. El sindicato "considera que la responsabilidad de estas dos personas no era la de velar por la seguridad, sino que eran simples funcionarios responsables de determinadas áreas de producción del viaducto", explicó Ruiz Ruano, quien aseguró que ellos "no tenían por qué comprobar, vigilar ni incluso elaborar normas de seguridad, como sí los otros diez".

Cierre de un tramo. La Asociación de Empresarios de la Costa Tropical solicitará una reunión con los responsables de las mesas para las infraestructuras para diseñar estrategias comunes y exigir explicaciones a Fomento sobre el cierre del tramo de la A7 que une Albuñol (Granada) y Adra (Almería) tras un desprendimiento de tierras. El presidente de la institución, Julio Rodríguez, consideró "inadmisible" el cierre de este tramo de autovía, por lo que exigió una solución "definitiva" al problema.

Por su parte, el Ministerio indicó en una nota que, desde el viernes en que se produjo el desprendimiento de tierras que provocaron el corte de la autovía, los técnicos están tratando de estabilizar el terreno situado en la zona de influencia de la cimentación de la pila del viaducto.

  • 1