jueves, 19 septiembre 2019
22:47
, última actualización

Un belén resucitado

La asociación Sagrada Familia logra, tras el incendio de la Navidad pasada, que el Consistorio le ceda como sede la antigua guardería de Los Palacios, donde inaugurará su nacimiento el día 9

el 21 nov 2014 / 11:00 h.

Los miembros de la asociaciónSagrada Familia de Los Palacios yVillafranca, en pleno montaje del nacimiento. Los miembros de la asociaciónSagrada Familia de Los Palacios yVillafranca, en pleno montaje del nacimiento. El tradicional belén municipal que se ubicaba cada Navidad en la Plaza de España ya es historia. La estampa de su estructura carbonizada en la mañana del 25 de diciembre de 2013 es el triste punto y final que le colocaron dos desaprensivos que, al margen del drama, provocaron que los amantes del belenismo buscaran inmediatamente alternativas. La primera fue que la asociación Sagrada Familia, que llevaba años promocionando la afición por el belenismo en este municipio del Bajo Guadalquivir, montara otro nacimiento en menos de 48 horas tras aquel incendio vandálico. Lo hicieron en tiempo récord en la Casa de la Cultura y se mantuvo allí hasta finales de enero. La segunda ha sido tomar la decisión definitiva de no volver a montar el belén municipal en la vía pública, ni siquiera en la concurrida Plaza de España, no sólo porque el año pasado le prendieran fuego a las 4.00 horas de la madrugada, sino porque ya era «una pena el estado lamentable en el que se encontraba cada año, con figuras rotas, basura y adornos hurtados», según indican ahora en la asociación belenista. De las pesquisas policiales llevadas a cabo luego, en una investigación, se concluyó que los autores de la fechoría habían sido dos menores vecinos de la localidad. La próxima Navidad, Los Palacios y Villafranca volverá a tener belén público, pero a puerta cerrada. Se expondrá en la sede que la asociación belenista Sagrada Familia ha conseguido que le ceda el Ayuntamiento palaciego, en la antigua guardería municipal, a las afueras del pueblo. De modo que los vecinos podrán visitarlo pero nadie podrá dañarlo. O al menos no lo tendrá tan fácil. El nacimiento, que ya está casi terminado, ocupa unos 20 metros cuadrados y es verdaderamente espectacular. Habrá acto de inauguración, con recital de campanilleros, bendición solemne y visita del equipo de gobierno, el próximo 9 de diciembre. Además, el tren turístico que la asociación de empresarios y comerciantes activa durante las fiestas hará parada obligatoria en la sede de los belenistas, donde tendrán lugar varios encuentros de campanilleros. Los belenistas palaciegos, que van en aumento, respiran ya con otra sensibilidad. «Es que hacer un belén a piezas y luego trasladarlo a otro lugar es el doble de trabajo», explica el presidente de la asociación, José Manuel Amodeo, y añade: «un belén en la calle ya sabemos lo que implica, además había que restaurarlo todos los años». El incendio de las pasadas navidades ha sido la chispa que colmó la paciencia de los belenistas, que este año han preparado una interesante ruta de nacimientos privados que pueden ser visitados por toda la localidad. Parece que la gamberrada que fulminó el belén de la plaza ha reactivado más si cabe a la asociación belenista, que en una reciente reunión con el Ayuntamiento ha propuesto también la idea de implicar a los comercios locales para que adornen sus escaparates con dioramas que serían realizados por los propios aficionados o expertos que asisten a los cursos de belenismo que Sagrada Familia organiza desde septiembre y que están abiertos a todos los vecinos. De hecho, en estos talleres de los belenistas están empeñados en construir a escala todos los monumentos locales, «empezando por las iglesias y capillas», para organizar una gran exposición antes de la próxima Semana Santa. «La idea es que tengamos actividad y presencia en la vida cultural palaciega durante todo el año», señala el vicepresidente de la asociación, José Antonio Gallardo.Tal es el renovado entusiasmo de Sagrada Familia que otro de sus proyectos a medio plazo es la elaboración de una guía ilustrada en la que se presente una ruta trazada con las decenas de belenes que montan los palaciegos en diciembre y que conecte con una ruta de bares cercanos, de modo que se fomente a la par el belenismo y la gastronomía en un pueblo que puede presumir de ambas cosas. Los belenistas palaciegos se han mostrado entusiasmados con el Congreso Nacional de Belenistas que se celebrará en Sevilla en 2016. «Aprovecharemos la convención para dar a conocer a toda España los conocimientos del belén que tenemos los palaciegos», asegura el ya expresidente de Sagrada Familia, Antonio Pérez Casero.

  • 1