lunes, 30 noviembre 2020
18:30
, última actualización
Deportes

Un campo maldito y un adversario con nuevos aires

El Recreativo es el hermano pobre del fútbol andaluz de Primera, se quedó sin tres de sus pilares en verano y cambió de técnico en la séptima jornada, pero también abrió la temporada ganando en Heliópolis y el Betis nunca jamás ha ganado un partido de Liga en Huelva.

el 15 sep 2009 / 21:41 h.

El Recreativo es el hermano pobre del fútbol andaluz de Primera, se quedó sin tres de sus pilares en verano y cambió de técnico en la séptima jornada, pero también abrió la temporada ganando en Heliópolis y el Betis nunca jamás ha ganado un partido de Liga en Huelva. El decano es el decano.

Por una de esas carambolas del destino, el Betis y el Recreativo inauguraron la temporada enfrentándose entre ellos, como la pasada campaña. El equipo verdiblanco, recién remodelado pero sin muchos de sus fichajes, intentaba comenzar el curso con un triunfo, pero Aurelio se le lesionó al cuarto de hora, Emana cuajó uno de los peores encuentros que se le recuerdan y Adrián marcó casi en la única ocasión recreativista. A partir de ese triunfo, sin embargo, todo se torció para el decano del balompié español, que empalmó doce jornadas sin volver a ganar, cosechó sólo 4 de 36 puntos y vio cómo la racha se llevaba por delante a Manolo Zambrano. Su sustituto fue Lucas Alcaraz, quién si no.

La marcha del Recre apenas varió con el cambio de técnico. El granadino empató sus tres primeros partidos y perdió los cuatro siguientes, los del Tourmalet, así que en total estuvo siete jornadas seguidas sin vencer. Más las cinco que había acumulado Zambrano, igual a doce, pero entonces llegó la siguiente jornada y el trece fue el número de la suerte para Alcaraz y los suyos: 2-3 en el Ono Estadi y el principio de una nueva etapa.

Desde entonces, el Recreativo apenas ha perdido un partido (en Riazor) y ha logrado 13 de los 18 últimos puntos. Su gran mérito, además de encadenar una serie tan positiva con una plantilla más bien modesta, es que los triunfos fueron ante rivales de su Liga: Mallorca, Osasuna, Numancia y Sporting. La progresión ha sido especialmente notoria en el Nuevo Colombino, donde cuenta por victorias sus tres últimas comparecencias (2-0 al Sporting, 3-1 al Numancia y 1-0 a Osasuna).

cambio de sistema. En esta especie de transformación que ha experimentado el Recre, una vez superada la cuesta que el calendario pone este año a todo hijo de vecino en la Liga, algo habrá tenido que ver la modificación táctica que Alcaraz introdujo hace unas semanas: del 4-4-2 al 4-1-4-1. La variación ha venido fenomenal a Barber, que es ese pivote delante de la defensa, y al centro del campo en general, ahora un poco más sólido. La vida sigue igual arriba: lo que haga o deje de hacer el Recre depende muy mucho de la inspiración de Camuñas y el oportunismo de Adrián.

  • 1