domingo, 22 septiembre 2019
23:31
, última actualización
Cultura

Un drama desenfocado

Saverio Costanzo vuelve a rodar en inglés para contarnos una compleja historia de amor y lo hace de nuevo con Alba Rohrwacher, como en La soledad de los números primos.

el 11 nov 2014 / 16:33 h.

TAGS:

Hungry Hearts ** Sección oficial. Italia 201499 min. Dirección:Saverio Costanzo Intérpretes:Adam Driver, Alba Rohrwacher, Roberta Maxwell, Al Roffe hungry-heartsJude y Mina se quieren muchísimo, más que nadie en el mundo, y además lo hacen en Nueva York, que tiene siempre un plus en cualquier género que se precie. Pero cuando tienen un bebé las cosas cambian radicalmente. Saverio Costanzo vuelve a rodar en inglés para contarnos una compleja historia de amor y lo hace de nuevo con Alba Rohrwacher, como en La soledad de los números primos. Pero esta vez su discurso se pierde entre lo que podría ser una crítica antisistema o simplemente una historia lineal y singular en torno a la maternidad. Desde su estreno en Venecia, donde su pareja protagonista, Rohrwacher y el actor de moda, Adam Driver, lograron la Colpa Volpi, se le ha comparado con La semilla del diablo; y no faltan motivos para hacerlo: Manhattan, la fragilidad de ella, el carácter decidido de él, la señora entrometida, los médicos... Cabría pensar que donde allí había una secta satánica aquí hubiera simplemente un sistema al que enfrentarse, en el que desde que nacemos estamos predestinados a competir, y que encuentra su paradigma fiel en la cultura norteamericana. Pero el tratamiento que se da al personaje femenino está más cerca del trastorno que de la lucha, manipulando incluso la imagen, distorsionada para hacer más evidente el desequilibrio, así como la música, con inquietantes arpegios en la cuerda grave para remarcar su carácter amenazante. Al final lo único coherente es pensar que se trata de un simple drama con tintes de terror en el que la mujer sufre trastornos mentales y es un peligro como madre, o hay algo más pero se ha quedado desenfocado.

  • 1