martes, 10 diciembre 2019
14:37
, última actualización
Local

Un juez archiva la denuncia por falsificación de una oposición

El auto afirma que los hechos no se han demostrado "ni de manera indiciaria".

el 02 jul 2012 / 19:55 h.

TAGS:

Hay que remontarse al año 2010. La profesora de la Facultad de Comunicación C.P.C. denunció ante la Justicia -por la vía Penal para ser más exactos- una presunta falsificación de documentos dentro del proceso de concurso de una plaza de profesor contratado doctor en el departamento de Periodismo II. Ésta se la adjudicó el docente M.B.M. El tribunal, presidido por la catedrática de la Complutense María Jesús Casals, decidió conceder la plaza a M.B.M. por tres votos frente a uno que consiguió la ahora demandante. C.P.C. decidió entonces reclamar la decisión ante la administración académica y ante la Justicia al entender que, presuntamente, se habría podido cometer "una falsificación documental". El pasado 28 de mayo, el juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 6 (cuya titular es Mercedes Alaya), Enrique Escalera, dictó el archivo provisional de la denuncia al entender que "ni de manera indiciaria han resultado acreditados los hechos investigados".

De hecho, el auto de sobreseimiento se vuelve en contra del director del departamento, R.R., ya que lo señala como "el inspirador de la denuncia" presentada en su día por la profesora. Ítem más: en el auto, el juez llega a decir que tras las "actitudes insólitas" del director de departamento hay "intereses personales". "Que la señora P.C ganara la plaza, que ésta probablemente pidiera comisión de servicio en la plaza que actualmente desempeña en el Departamento de Estudios y Publicaciones del Consejo Audiovisual de la Junta de Andalucía, por estar la misma mejor remunerada, y finalmente la sustitución de la plaza objeto del concurso, siendo el señor R.R. jefe de departamento, fuera probablemente para su esposa, que acababa de acreditarse para opositar a una plaza en la misma facultad". El director del departamento, en declaraciones a este periódico, aclaró que nunca ha sido llamado por el Juzgado para declarar, y se preguntó si se ha mantenido con él la "presunción de inocencia".

La profesora ha recurrido el auto ante la Audiencia Provincial alegando que el juzgado llega a unas conclusiones "al margen de las diligencias de averiguación fundamentales que han sido practicadas". "En esencia -prosigue el recurso de apelación- asume íntegramente las tesis sostenidas por la defensa", basada en "móviles conspirativos e hipotéticos sin contrastar". Según la defensa, "ha quedado meridianamente claro en la investigación policial recogida por el informe de 22 de junio de 2011" el hecho denunciado. Por último, la defensa de la demandante califica de "inverosímil" que el director del departamento fuera el instigador en la sombra.

A la defensa de C.P.C. le llama la atención que "dada la responsabilidad en los hechos atribuida" al director del departamento no se le haya llamado a declarar durante el proceso de instrucción. "Resulta poco coherente", sostiene en el recurso de apelación. Insiste el abogado de la profesora demandante en que el auto de sobreseimiento se basa en "meras elucubraciones" frente a la investigación policial encargada en su día por la juez, que "concluye claramente en la existencia de esta falsedad".


  • 1