miércoles, 23 septiembre 2020
20:54
, última actualización
Local

Una empresa de Olivares atiende a los dependientes del área metropolitana

Olgalia, que nació en 2008 de un taller de empleo, atiende a municipios como Olivares, Salteras, Albaida del Aljarafe o Sevilla.

el 13 may 2010 / 17:44 h.

TAGS:

La propietaria y las trabajadoras de Oligalia son mujeres y fueron compañeras de un taller de empleo.

Para muchos trabajadores la crisis está suponiendo más de un quebradero de cabeza, y para muchas familias, una complicada situación. Ellas, sin embargo, han encontrado en esta situación una verdadera oportunidad de desarrollo tanto personal como profesional. Han roto con todos los estereotipos y se han lanzado a las nuevas oportunidades que ofrece el mercado de trabajo. Todas son mujeres, la mayoría ronda o supera los 40 años y, hoy por hoy, triunfan como empresaria y trabajadoras.

Son Oligalia, empresa que atiende en Olivares a los usuarios de la Ley de Dependencia, servicio que también presta en Salteras, Albaida del Aljarafe, Carrión de los Céspedes, Sanlúcar la Mayor y Sevilla. Cuenta con 11 trabajadoras y su próximo proyecto es embarcarse en el primer centro de día de Olivares, con capacidad para 30 personas y ubicado en Las Palmeras.

La empresa nació en 2008 a raíz de un taller de empleo. Su propietaria, Agapita García, por entonces participaba en el taller de empleo y cuando terminó, con la entrada en vigor de la Ley de la Dependencia, se lanzó al mundo empresarial. Desde entonces, ha llegado a tener hasta 21 trabajadoras, entre ellas quien fuera su profesora en el taller de empleo.

En estos momentos, además de la propia empresaria, Oligalia cuenta con 10 auxiliares. Los servicios que presta son muy amplios: desde la atención a la higiene del usuario al arreglo de la casa, pasando por paseos, acompañamiento, trámites administrativos y médicos, traslados en coche adaptado, resolución de algunos problemas internos de la familia y apoyo para cubrir todas sus necesidades.

Pero si hay algo que caracteriza a esta empresa, como reconoce la empresaria, es la "empatía hacia los usuarios, el trato exquisito que reciben de las auxiliares" y el que organicen su trabajo en función de "sus necesidades y horarios".

Su máxima se resume en la frase "si quieres, puedes". Y una vez más, harán uso de ella. Su próximo proyecto es embarcarse en el primer centro de día de Olivares, que, evidentemente, será privado. "Pretendemos ayudar a los familiares con personas mayores o discapacitados a sobrellevar esta situación, y ofrecer trabajo a mujeres desempleadas, en su misma población", explican.

De momento, está en obras y pretenden que entre en funcionamiento a finales de año. El siguiente paso es tratar de concertar plazas con la Junta de Andalucía para abaratarlas.

Tras dos años en funcionamiento, la empresaria hace balance de su nueva situación: "Durante toda tu vida has sido empleada, cuando cambia esta situación, puedes realizar bien todas aquellas cosas que has visto que se hacían mal en las empresas en las que has trabajado".

  • 1