viernes, 05 marzo 2021
08:31
, última actualización
Local

Una juez dice que los juzgados de Violencia de Sevilla son un polvorín

Una semana después de que comenzara la huelga de funcionarios en los cuatro juzgados de Violencia contra la Mujer de Sevilla, en protesta por el sistema de guardias, la magistrada del juzgado número 1 alerta de que "puede pasar cualquier cosa".

el 15 sep 2009 / 19:28 h.

TAGS:

Una semana después de que comenzara la huelga de funcionarios en los cuatro juzgados de Violencia contra la Mujer de Sevilla, en protesta por el sistema de guardias que la Junta pondrá en marcha en enero, la magistrada del juzgado número 1 alerta de que "puede pasar cualquier cosa".

"Estos juzgados son un polvorín, aquí lo que se tiene entre manos no es sólo el patrimonio de las personas sino la vida, la integridad física y la seguridad de muchas mujeres. Y ahora los ojos no están encima de ningún asunto porque todo está parado". Con semejante contundencia se quejaba ayer la titular del juzgado de Violencia contra la mujer de Sevilla, María Eulalia Blat, en declaraciones a Radio Sevilla.

La paralización de los juzgados se debe al desacuerdo de los funcionarios con el sistema de turnos para cubrir las guardias que comenzarán en enero. Se quejan de que en Madrid y Barcelona se hará con la misma plantilla que por las mañanas, pero en Sevilla será con menos de la mitad -4 funcionarios en vez de los 10 habituales-.

Peor en Navidad. Como respuesta a este conflicto, los 40 trabajadores de la plantilla llevan una semana en huelga indefinida con un 25% de servicios mínimos, lo que hace que sólo se tramiten las causas "con presos o urgentes", denunció la jueza, que calificó la situación de "dramática" porque los demás expedientes se van amontonando. Más aún a las puertas de la Navidad, cuando los sentimientos de los agresores se encienden al sufrir la separación en épocas típicamente familiares. "Puede pasar cualquier cosa; nosotros estamos jugando muchas veces con la obcecación, la rabia, una reacción visceral de alguien que es imprevisible", lo que hace que el riesgo sea alto incluso estando alerta. "Y ahora no están los ojos puestos encima de ningún asunto, porque está todo parado", resumió la jueza.

"Pueden estar entrando cosas que ahora no son urgentes, pero mañana sí, y yo no me habré enterado", añadió la magistrada, que insistió en que en su juzgado, como en los otros tres, no se puede trabajar si sus subordinados no lo hacen. "Yo no puedo hacer nada, pero quien pueda hacer algo, que lo haga", solicitó, en clara alusión a la Junta de Andalucía, responsable de los turnos de guardia.

En enero, cuando empiecen estas nuevas jornadas, la situación será ya de colapso después de más de un mes en huelga, según consideró la jueza, que al igual que la Fiscalía de Violencia contra la Mujer de Sevilla ve justas las reivindicaciones de los funcionarios.

"No se puede dar una Justicia de calidad sin medios", insistió María Eulalia Blat, que afirmó sin dudarlo que la plantilla de cuatro personas que ha propuesto la administración autonómica para las guardias de estos juzgados es "inviable en la práctica".

  • 1