domingo, 20 octubre 2019
00:05
, última actualización
Local

Una puerta al pasado

La Antigua, Ilustre y Fervorosa... No. No se equivoque. No se trata de una nueva hermandad, sino de una tienda, La Antigua, que hoy abre sus puertas en Sevilla. El local, en el número 13 de la Plaza de Jesús de la Pasión -conocida como Plaza del Pan-, es una puerta al pasado, con artículos de otros tiempos.

el 15 sep 2009 / 22:31 h.

TAGS:

La Antigua, Ilustre y Fervorosa... No. No se equivoque. No se trata de una nueva hermandad, sino de una tienda, La Antigua, que hoy abre sus puertas en Sevilla. El local, ubicado en el número 13 de la Plaza de Jesús de la Pasión -conocida como Plaza del Pan-, es una puerta al pasado, donde afloran artículos de otros tiempos como reproducciones del aldabón de la Puerta del Perdón de la Catedral, la fachada de la remozada Iglesia del Salvador o cerámicas de la Fábrica de Tabacos -hoy Rectorado universitario- en la calle San Fernando.

No se extrañe si al entrar en el establecimiento tras el mostrador se encuentra con un rostro conocido porque es Eusebio Álvarez-Ossorio, ex hermano mayor del Sol y fundador de la banda de cornetas y tambores del mismo nombre, el que le atenderá

Y es que la tienda lleva a gala llamarse La Antigua porque realmente lo es. Al menos así lo acredita su responsable: "La primera constancia que se tiene como comercio del Centro se remonta al último tercio del siglo XIX". Entonces, prosigue Eusebio, fueron "dos señoras catalanas" las que montaron una tienda de gorras y uniformes.

En aquella época el local era taller y venta al público y fue la familia Marín la que mantuvo la tradición gorrera desde 1917 hasta el pasado 31 de diciembre, ya como zona de venta de gorras y adornos de uniformes militares. En recuerdo de aquella tradición se ha indultado el antiguo cartel que anuncia: La Catalana. Gorras y uniformes.

Ahora, 73 años después de la única gran reforma que se ha acometido en el local, éste ha vuelto a experimentar algunos cambios. El lifting le ha devuelto el color original de la fachada y ahora luce un vistoso rojo guinda dejando atrás a los anteriores repintes de verde, gris y otras tonalidades marrones.

Quizás es antigua porque goza de un enclave totalmente privilegiado en pleno centro de la ciudad. Acunada en la galería de la parte trasera del Salvador, ha arrojado algunos hallazgos como las dos columnas romanas - "posiblemente procedente de Itálica como todas las que se conservan en esta arcada de la Plaza del Pan"- que, en su día, se llegaron a utilizar como pilares en la zona de paso de la antigua mezquita. Y es que toda esta zona ya era zoco o zona de comerciantes en época de dominación árabe.

En pleno siglo XXI y desafiando una más que anunciada crisis económica, el comercio tradicional del Centro recupera hoy uno de sus emblemas. Y lo hace reconvertido en tienda de antigüedades que, como define su propietario, "vende regalos con estilo", preferentemente procedentes de tiempos pasados, aunque, eso sí, con un toque moderno. En esta nueva etapa en el establecimiento se siguen tendencias como el Art`Deco, Art Nouveau, clásica, barroco, mozárabe, mudéjar, etcétera. Otra curiosidad es que, cuenta Álvarez-Ossorio, "todo está inspirado en Sevilla".

Entre los productos que puede encontrar desde hoy en La Antigua hay cerámicas, imanes para el frigorífico, relojes antiguos, grabados, objetos de plomo como un cascanueces, un salero y objetos de escritorio con sellos personalizados para marcar los libros. "Son regalos que siempre quedan bien y, encima, los hay a precios muy económicos", asegura Álvarez-Ossorio.

Si usted es de los que sufre un ataque de nostalgia cada vez que se topa con algo que le recuerda a su niñez lo va a tener fácil en La Antigua, donde lo mismo se encuentra con unas canicas que con un yoyo-. La tienda se ha propuesto también acercar juegos tradicionales que, en muchos casos, han sido injustamente desterrados por los videojuegos.

Pregunte por El teatrito, las canicas, la oca, el parchís, la petanca, las chapas, el boliche, la lotería, el yoyo o el rompecabezas. Tienen más de 30 modalidades diferentes de estos juegos que podrá adquirir desde ocho euros. Buen viaje al pasado.

  • 1